Los socios camuflados


Carlos blanco Sevilla (minuto 28:06)

Expongo este fragmento de una charla que dio Carlos Blanco en Sevilla, en ella en un momento dado explica como se sintió ante su primera crisis, en la que no tenía dinero para pagar a sus empleados, y en la que ninguno de los socios iba a cobrar tampoco ese mes.

Carlos descubrió que en verdad los que se llamaban socios, eran empleados camuflados como socios, se ponían el disfraz de socios, lucían ese papel delante de todo el mundo, pero que en los momentos de crisis abandonaban el barco como un empleado más, no tenían ningún reparo en decir que si no cobraban no seguían mas en el proyecto.

Suele ocurrir que en las crisis es cuando se descubre de verdad al que es emprendedor del que solo tiene interés principal por el dinero, dejando al proyecto en un puesto secundario. Se camuflan como emprendedores, pero en verdad son empleados buscando una nómina.

La mejor manera de intentar evitar y desenmascarar a estos socios camuflados, es hacer la prueba del periodo de guerrilla. Hacer un plan de gastos donde se contemple que hay un  periodo donde los socios fundadores no van a cobrar salario, no mas de un año, eso no es sostenible, por ejemplo 8 meses, pero decir que se van a contratar dos empleados, justificar bien esta contratación ficticia por sus conocimientos técnicos y que tendrán un salario al final de mes. Estudia y analiza bien la respuesta de tus futuros socios, los que estén camuflados se pondrán en contra de la medida rápidamente, su mente estará pensando que por que le van a pagar a unos empleados un sueldo en vez de a ellos, no todos lo que piensen eso serán socios camuflados, habrá algunos que argumenten con razón el gasto innecesarios, pero será el primer filtro para saber como piensan en relación al dinero y al salario.

Otra manera de poder sacar a flote a estos socios camuflados es nada mas empezar el proyecto simular un estado de impago por parte de un cliente importante para ver como reaccionan, si defienden el cobro y de fondo su salario por encima del bien de la empresa son socios camuflados. Suelen pensar medidas como el corte del servicio o dejar de proveer al cliente si no paga, sin pensar en el daño que le hacen a la empresa si perdieran el cliente.

Lo importante sobre todo es ir viendo como reaccionan tus socios a los avatares económicos, que tienen como primeras prioridades en el proyecto, como plantean las estrategias futuras, si pensando mas su sueldo que en el bien común, poder conocer a esos socios camuflados antes de tiempo para intentar desactivarlos o que cuando ocurra una crisis no te pillen desprevenidos con su marcha y tengas una rápida respuesta a la misma.

 

El cliente no es tonto, no todo son ofertas

Escribo este artículo por que a veces parece que a los clientes de algunos servicios web nos tratan como tontos.

Me encanta ver proyectos nuevos que salen en la web, sobre todo si son relacionaos con la compra diaria de alimentación, creo que hay un gran potencial de crecimiento y de ruptura de modelos de negocio en este campo. Hoy leyendo en Loogic un artículo sobre tuotrosuper me encuentro con los siguiente:

Decido entrar para ver el proyecto, accedo a la parte de refrescos y entro para ver esas ofertas que anuncian de descuento.

 

Compruebo que el precio que ponen en CocaCola Zero me suena extraño, ponen un PVP y luego que con su descuento se me queda en precio oferta.

 

Me suena extraño por que te sale un precio final de 0,55 € la lata, y recuerdo que es el mismo precio que he visto en varios supermercados sin poner la palabra oferta. Así que acudo a Carritus.com a comprobar el precio de la lata y me encuentro con lo mismo.

 

 

No quiero hacer ningún ataque contra el proyecto tuotrosuper, me encanta que haya gente que apueste por nuevos conceptos y modelos de negocios. Pero antes de decir de algo que esta de oferta podrían comprobar el precio en otros supermercados.

Puedo comprobar que en otros productos, como la leche asturiana de un litro, si salen mas baratos que los otros supermercados, que vale de medio 0,85 €, pero no 1,06 como anuncia la web.

Con estos ejemplos lo que quiero exponer es que no se puede anunciar que todos los productos que se tienen son siempre los mas baratos, están todos de oferta y con unos precios iniciales antes de descuento lejanos a la media. Si entras en su página web donde todo son descuentos en relación al mercado, algunos son reales otro no, el cliente lo tiene sencillo, con la de herramientas web que hay para comparar precios para saber que esta de oferta y que no. Otro concepto es poner un precio de venta al público también no coincidente con la media del mercado, de tal manera que el descuento parezca mayor, un precio que puede recomendar el fabricante, pero que en la realidad es mucho menor.

No entro a valorar otros conceptos, gastos de transporte, plazos de entregas, etc. Solo valoro el concepto de precio que se marca en la web y la oferta que se le dice al consumidor que se ahorra de su compra habitual. Solo estoy comparando los precios que me costarían a mi al realizar la compra desde mi ordenador en mi domicilio.

Las tres cosas que no hay que decirle a un inversor

Cuando un emprendedor acude a un posible inversos a presentar un proyecto para pedirle financiación económica o de cualquier otro estilo, se le pueden dar muchos consejos de como expresarse o comportarse, pero hay tres frases claves que cualquier inversor con un poco de experiencia nunca quiere escuchar durante la explicación:

1.- Es un proyecto único

Se suele recurrir a esta frase con la intención de llamar la atención del posible inversor, de despertarle la curiosidad de lo que se le esta mostrando. El efecto producido es mas de lástima que de interés, dado que el posible inversor se hará una imagen negativa del emprendedor a pretender ser el único en el mundo al que se le ha ocurrido la idea y que le da el privilegio de mostrársela al inversor.

Se recurre a esta frase para enfatizar que lo que le está mostrando es algo muy ingenioso, salido de la mente brillante del emprendedor que tiene delante, que es un genio inventando cosas únicas.

Lo que el inversor en verdad esta percibiendo es una realidad muy distinta, está viendo a un emprendedor que se cree un genio, que no admitirá otras opiniones que le modifiquen ese producto único, es decir, está viendo un emprendedor que tenderá a cometer mas errores de los normales por defender la autenticidad de su proyecto por encima de todo.

2.- No existe competencia

Esta segunda frase suele seguir a la anterior, dado que si tu producto o servicio es único, se tiende a decir que no existe competencia, aunque a veces se suelta de primeras sin expresar la primera.

En este momento es cuando el emprendedor en su exposición queda totalmente vendido, dado que el inversor le hará preguntas sobre otros mercados o sectores, que aunque parezcan que no sean competencia directa, si lo son. Un ejemplo: Decidimos crear un negocio de ocio para abuelos y abuelas, un parque de bolas para mayores, aunque creamos que no existe competencia directa, no encontramos nada en google cuando buscamos, si la hay, los mayores tienen otro gran abanico de actividades para divertirse, la primera por ejemplo tomarse una tapas y bebidas en un bar con los amigos. Aunque el emprendedor no encuentre una competencia en parques recreativos para mayores, hay mucha en otros tipos de oferta para divertirse y pasarlo bien.

3.- Es perfecto el prototipo

La tercera frase que no se debe soltar es echar alabanzas sobre la perfección de lo que se le está mostrando. Actualmente se vive en un proceso de beta continua, Gmail estuvo cinco años en beta, por lo que intentar demostrar que tienes en la primera versión algo perfecto es demostrar falta de interés por los futuros usuarios y clientes, que al final son precisamente los que te van a ir ayudando a mejorar tu producto o servicio para que tenga éxito.

Esta frase esconde en su interior una ignorancia sobre el comportamiento del ciclo de vida de un producto y de los clientes, dado que al final serán estos últimos lo que harán ir modificando el prototipo inicial para ajustarse mejor a sus necesidades.

 

En resumen, todos los emprendedores suelen soltar estas frases en sus primeras reuniones con posibles inversores, dado que son impactantes y directas, pero lo importante es ir aprendiendo a eliminarlas y que cuando un posible inversor te corrija, aprenderlo para próximos encuentros.

 

 

Libro: El arte de empezar

Recomiendo a cualquier persona que este en los inicios de lanzar un proyecto que lea este libro, es una guía fantástica de los primeros pasos que tenemos que dar para lanzar nuestro proyecto.

El arte de empezar no pierde tiempo en introducciones ni frases elocuentes, desde las primera páginas ya te esta impulsando a que emprendas, aunque tengas escasos recursos. No se de tienen en detalles, Guy Kawasaki entra directo a trabajar en el proyecto que tenemos en mente.

Es un libro muy ameno de leer, sencillo en su lenguaje y en los menajes que transmite en cada capítulo. No entra en tecnicismos.

Sus capítulos están divididos para poder contener todo lo que es básico conocer, entender y estudiar para poder lanzar un proyecto. Incluso incluye uno final llamado “el arte de ser una buena persona”, que recoge consejos éticos muy útiles.

Recomiendo leer y estudiar este libro, primero una lectura ligera entendiendo los conceptos generales del mismo, y luego una lectura de estudio, realizando las tareas que en el libro se proponen, aparte de comprender y poder explicar a otras personas parte de la sabiduría que en el se encierra.

Si tienes algún amigo que quiere comenzar algún proyecto o está metido en alguno y esta algo perdido, este libro es un gran regalo.

 

El momento Flow

4×10 Edición de Julio de 2012 : Ale Muñoz from 04×10 on Vimeo.

Este vídeo de Ale Muñoz me sirve, aparte de por su genial exposición, para el explicar el momento Flow, un concepto que es difícil de explicar y que Ale lo cuenta de maravilla.

Cuando estamos trabajando en cualquier tarea, ya sea algo que nos guste o algo no, en un momento dado entramos en el estado Flow, es un estado en que te encuentras muy satisfecho con lo que haces.

Estos momentos Flow no encontramos en una fase en que nos sentimos satisfechos, dado que todo lo que realizamos lo vemos útil, es un tiempo de “realización personal cuando haces las cosas”, como dice Ale.

Es estado de Flow lo enlazo con la cierta manía que tienen muchas personas de interrumpir con llamadas, mensajes o whatsapp para comunicar algo que se puede retrasar a otro momento o no tiene mucha urgencia. Estas interrupciones suelen erosionar este estado, y muchas veces interrumpirlo, lo que hace que vuelvas a sentirse menos satisfecho con los que haces.

Para poder mantener este estado de concentración y de satisfacción se puede aplicar la técnica del pomodoro. Las interrupciones las atendemos en unos tiempos concretos de tiemo y el resto nos permite seguir estando Flow. Agrupando los momentos de otras tareas entre fases creativas nos permite no perder el hilo y seguir igual de creativos.

Momento Flow continuo: Existe la posibilidad de no querer parar, de sentirse a gusto con lo que se está haciendo, en ese caso ni pomodoro ni nada, trabajar todo lo que se quiera, apagar las distracciones y disfrutar con lo que se está haciendo.

Las tres excusas mas utilizadas para no emprender

Ayer precisamente estaba charlando de forma distendida con alumnos de FP del grado de informática. Aunque era una ora muy temprana la verdad es que estuvieron muy espabilados y al final hicimos una guía para poder emprender a los que estuvieran  interesados.

La primera pregunta que formulé es el por que no habían emprendido los que tuvieran ganas o los que se lo estaban pensando, y me dieron tres excusas principales, que al final coinciden casi siempre con las que me dan en otros foros a los que asisto:

  1. Falta de dinero
  2. La situación económica actual
  3. No tengo las cualidades y no estoy preparado

1.- La primera respuesta suele ser casi siempre la falta de dinero o capital inicial para poner en marcha el proyecto. Para responder a esta excusa esta vez no tuve que hacer nada, había entre los asistentes una persona que había montado su empresa, la cual ya vendía fuera de España sin apenas dinero, primero había buscado los clientes y luego comprado el material. Actualmente con internet una persona puede ponerse en contacto con clientes y proveedores sin necesitar tener que comprar nada por adelantado y teniendo una web de aspecto profesional por 10 € mes, y a buscar clientes.

En este caso la persona que había montado la empresa había empezado así, por lo que la primera excusa la desterramos rápidamente. Es verdad que si quieres montar un negocio físico, por ejemplo una panadería, necesitarás un capital para poder ponerla en marcha, pero si no dispones del mismo, pues yo aconsejaría que empezaras haciendo pan en tu casa, vendiendo a familiares y amigos, luego si ves que te van saliendo mas pedidos, que a la gente le gusta el pan, pues ve ahorrando hasta que tengas dinero para abrir un local con lo mínimo para funcionar. Lo que quería transmitir a los alumnos es que se pueden lanzar proyectos sin apenas dinero, que si se quiere hay fórmulas para ir generando ingresos y ganando dinero para luego ir creciendo y llegar al objetivo que queremos.

2.- La segunda excusa es siempre la situación actual, a mi edad llevo escuchando esta frase cada cierto tiempo, siempre hay una situación actual, en España durante unos años que todo era un vergel, la situación era de una competencia feroz, muchas empresas luchaban por sobrevivir y aplastar a las contrarias, actualmente que parece un desierto, es igual, sigue habiendo competencia feroz por la supervivencia y aplastar al contrario.

Lo que quería transmitir a los alumnos es que en cualquier situación hay una competencia que quiere sobrevivir por encima de las demás, en un jardín hay un ecosistema y en un desierto hay otro, pero siempre es una constante lucha por la supervivencia, en el desierto hay vida, hay animales que han sabido evolucionar para sobrevivir a ese entorno, pues con las empresas igual, tienen que saber evolucionar a las situaciones que van cambiando con el tiempo, si no desaparecen, da igual que sea un vergel que un desierto, aunque las condiciones en el desierto sean mas extremas, al final hay que adaptarse al medio, y siempre habrá competencia luchando por una cuota de mercado.

Si nos agarramos a la situación actual siempre se encuentra una excusa para no comenzar los proyectos, da igual en que ambiente.

3.- La última excusa mas usada es que no estoy preparado y no tengo cualidades de emprendedor, esta es la excusa que es más fácil de rebatir, todos somos emprendedores y todos nacemos sin conocimientos. Emprendemos cuando creamos un equipo de fútbol con los amigos y nos apuntamos a una liga, cuando tenemos una pareja estamos emprendiendo una vida en común, cuando nos apuntamos a clase de música, etc.

El ser humano es curioso por definición y le gusta emprender nuevos caminos y retos, y crear un proyecto que se pueda convertir en una empresa es solo otro tipo de emprendimiento, pero al igual que cuando te echas una pareja, tienes que ir aprendiendo por el camino, todos tenemos cualidades para comenzar un proyecto, solo hace falta un ingrediente para poder mantener el día a día de nuestra empresa, la ilusión, si alguien no tiene ilusión por lo que está haciendo, por ejemplo, ir a clases de música para en un futuro ser un buen compositor, pues no durará mucho, es posible que lo deje incluso en su primer año.

No hace falta ninguna cualidad especial para emprender, si te faltan conocimientos técnicos pues te buscas colaboradores o empleados que los tengan y ayuden a crecer el proyecto.

El objetivo que busco con esta pregunta es desterrar los mitos falsos que frenan a los alumnos que quieren emprender, no busco que todos los alumnos se lancen a emprender, ni mucho menos, solo que los que quieran hacerlo lo hagan y destierren estas excusas de su mente.

Comienza con un modelo de negocio

 

Es lo primero que recomiendo a cualquier persona que me viene contando una idea que quiere convertir en un proyecto, al mismo tiempo que me están contando su idea estoy intentando visualizar el modelo de negocio.

Les recomiendo la solución barata, que se descarguen el documento para realizar un canvas, en esta web lo puedes encontrar en español, en para saber como usarlo se lean información de como hacerlo, que hay mucha en internet, aquí un ejemplo.

Para los que quieran aprender con mayor profundidad pueden comprarse el libro.

Y ¿Por qué recomiendo que se haga un modelo de negocio antes que nada?, básicamente por que si detrás de una idea no hay un plan donde se generen ingresos, beneficios y un capacidad económica para seguir creciendo e innovando, la idea nunca llegará a nada. Se necesitan recursos para poder seguir adelante un proyecto y hay que tener muy claro de donde se pueden obtener estos recursos.

Lo bueno de plantear inicialmente un canvas es que es solo una fotografía inicial, no significa que sea inamovible, al contrario, es solo el primer boceto de como vamos a generar recursos, pero esta vivo, y al mismo tiempo que una idea va creciendo mientras trabajas en ella, el modelo de negocio también se va modificando, pero es necesario tener esa primera impresión inicial.

Al mismo tiempo que escribimos en las áreas importantes del negocio, el documento nos obliga a ser concretos, a poner en pocas palabras como vamos a conectar todos los puntos importantes de nuestro proyecto, esto supone un gran ejercicio para poder plasmar en un solo vistazo los puntos fuertes de nuestro proyecto.

A la hora de presentar tu proyecto a otras personas, si cuentas la idea en un minuto o dos y muestras el canvas después, conectas mejor con tu audiencia, se visualiza rápidamente, en el primer impacto oral has transmitido tu pasión por el proyecto y después les muestras tu análisis global en un impacto visual.

El primer paso de un largo camino

 

Hay dos momentos importantes cuando se comienza un nuevo proyecto, cuando encendemos el interruptor dentro de nuestra cabeza, el momento en que ponemos en marcha un mecanismo que nos dice que tenemos que realizar la idea o proyecto que tenemos en mente.

Tenemos ya activado nuestro cerebro para que comience el proceso de creación del proyecto, empezamos a buscar los elementos (capital, socios, sede, materiales, productos, etc.) que nos den seguridad del camino que vamos a emprender. Tenemos todo estudiado, analizado, parece que el plan es perfecto y llega el momento de la verdad, dar el primer paso.Dar el primer paso es cuando realizas la primera llamada buscando un local u oficina, vas a un centro público a informarte de las condiciones de seguridad social o hacienda, reúnes a un grupo de personas para proponerle que colaboren en el proyecto o decides buscar financiación. Ya has dado el primer paso.

Este primer gesto te lleva por inercia a seguir dando el segundo, y después el tercero, lo importante es avanzar, el camino es largo, normalmente muy duro y estrecho. Si levantas la cabeza mientras andas parece que el cielo se ve gris, que no para de llover, que no hay sol, que todo son problemas, pero la verdad es otra muy distinta, lo importante es comenzar a andar, encontrarás a otros caminantes que realizan el mismo trayecto, podrás aprender cosas nuevas, compartir experiencias e incluso continuar juntos el trayecto. Encontrarás posadas o albergues donde te ayuden, hay personas que se dedican precisamente a esto, a ayudar a otros que hacen el camino.

Otro problema con el que se encuentra el que hace el camino son los que vuelven, estos van en dirección contraria, pintando un futuro negro y catastrofistas, mejor no escucharlos si vienen en plan negativo, si tienen otra actitud y lo quieren es mostrar sus errores para que otros no caigan, entonces si merecen la atención. No debes dejar de caminar, aunque los escuches, sigue andando.
También están los que se han rendido y dejan todo tirado a mitad del camino, si te los encuentras actuar con cuidado para no caer en el negativismo. A todo esto hay que sumarles los que están sentados a la puerta de su casa, sin moverse y opinando de todos los que le pasan delante, sin ninguna intención que opinar desde su desconocimiento y seguridad de la silla en la que están sentados. Los ves y sigues caminando, los escuchas solo el rato que pasas por delante de ellos

Y en este camino que es emprender también encontrarás personas que te ofrezcan pasar a dentro de sus casas a tomar un café, que te darán consejos desde su experiencia, te harán ver un sentido positivo a todo lo que haces, estas personas se sienten bien ayudandos a los demás, dándoles energía renovadas. Con estos si merece hacer una parada en tu caminar, sabiendo que continuaras andando, pero lo que te aporten puede ayudarte a hacer el trayecto de mejor manera.

Pero no hay que olvidar que el camino no tiene fin, puede que tenga paradas, algunas mas felices otras mas tristes, algunas breves otras más largas, pero es un camino infinito, tienes que saber que has comenzado a emprender, no existe una meta final, existen éxitos temporales y concretos, pero no un punto final, puedes que cambies de proyecto, de prioridades, pero lo que no debes hacer nunca es pararte, dado que entonces te has rendido o te has convertido en el tipo que se sienta en la puerta de su casa en la silla.

Y recuerda: “al final siempre sale el sol”.