El problema de sobresalir sobre la media.

¿Recuerdas eso de que la flor que sobresale es la que se corta, que el clavo que sobresale es el que recibe el martillazo? Los increíbles es una película de animación para niños, pero tiene también una lectura para adultos: el tema de la envidia, el rechazo al diferente, al que destaca, al que tiene “poderes” que no tiene el resto… Si a pesar de todo consigues triunfar como persona y como emprendedor, más vale que te prepares para enfrentarte a esto. Y si no triunfas, también, por listo, por querer ser diferente, por lanzarte fuera de la zona de confort y querer ser alguien.

El problema de sobresalir sobre la media es que a las otras personas no le gusta, prefieren que permanezcas en la masa, que no hagas las cosas que ellos no atreven a hacer, ya sea por miedo, por apatía o por pánico a perder su zona de confort:


Como bien expone el vídeo, a la mayoría de las personas no les gusta perder su zona de confort, y hacerlo supone sobresalir del resto, por lo que a muchos les gustaría que volvieras a esa zona de confort, no entiendes que guste estar fuera, que disfrutes en un entorno que no es el natural según su opinión. Como ya comenté en el artículo: “¿Eres un pirata?“,  los emprendedores no se plantean nada de zonas, es más, no creo que muchos hayan ni escuchado eso de la zona de confort, se lanzan por si mismo a la aventura de emprender, son felices haciéndolo, y por ello sobresalen de los demás, por lo que estos al mas mínimo error intentarán hundirlo o desprestigiarlo.

Si eres un emprendedor entenderás perfectamente como al mas mínimo fallo ya están intentado que cambies de rumbo, que sientes la cabeza, como dirían algunos familiares y amigos, que seas como ellos, que no abandonan la zona de confort, y que además no se atreven a hacer nada distinto para sobresalir sobre los demás. Estas palabras no deben ser escuchadas, sobre todo por que vienen de personas que no tienen tu misma forma de ser, no creo que un emprendedor le diga a otro que abandone, que se rinda, mas bien le dará consejos para que su próximo proyecto le salga mejor, le intentará presentar a gente con la que poder comenzar su nueva andadura o le motivará para que aprenda algo nuevo.

Lo que si es verdad es que muchos que dicen ser emprendedores se les ve de lejos que lo quieren es entrar en una zona de confort lo antes posible, y son precisamente estos los que abandonan al primer contratiempo, sobre todo por que ven que esta zona de confort se les aleja cada vez más con los problemas del día a día, y es que un emprendedor lo que tiene en mente es crear y no detenerse nunca, siempre creando, siempre arriesgando.

Necesitamos más campos de juego para emprendedores

“Necesitamos más campos de juego para emprendedores”, es la frase que últimamente empleo cuando me hablan de la moda de las incubadoras, aceleradoras, masters,  eventos para emprendedores, etc.

Apoyo toda medida que haga que existan mas campos de juego para emprendedores. Para ello utilizo el símil del fútbol, cuantos más niños tengamos jugando y divirtiéndose desde pequeños jugando al fútbol, mas fácil será tener buenos jugadores que lleguen a profesionales, incluso hay una posibilidad de que salgan algunos realmente excepcionales. En cuando a los emprendedores o futuros emprendedores, opino que cuanto mas campos de juego haya mas fácilmente se ira creando un ecosistema donde algunos se puedan convertir en buenos emprendedores y hay la posibilidad de que alguno consiga tener una gran empresa.

Lo que si veo un problema es que no solo vale con crear muchos campos de juego, como si fuera un colegio, estos tienen que ser llevados por un equipo, se necesitan cuidadores del campo, entrenadores con experiencia y motivados, una dirección que mantenga el campo de juego abierto y siempre pendiente de que este sea un núcleo de nuevos talentos.

Y el problema lo veo por que no conozco apenas entrenadores experimentados, hay mucho humo alrededor de expertos o seudoexpertos que en su vida han montado una empresa, son gente que se han dedicado a la formación, algo muy académico, pero que no tienen experiencia de haber jugado años en campos de barro, en sitios desconocidos, todos los días, lloviera o no. Muchos de estos expertos solo se han dedicado a la formación o se han subido al caballo de ser emprendedor. Todavía me acuerdo de un formador que decía que era emprendedor por que montó una franquicia que mantuvo dos meses y luego latraspasó, y desde ese momento da clases sobre emprender, y en este caso al menos llegó a montar un negocio, hay otros que solo se dedican a dar formación y su único negocio es montar una empresa de formación y tirar principalmente de fondos públicos para dar la mayoría de sus cursos.

No disponer de entrenadores con experiencia hace que algunos de estos campos de juego sean muy deficientes, den una formación inadecuada y en algunos casos se aprovechen de la necesidad de situación actual económica. Es por eso que antes de embarcarse en crear un nuevo campo de juego para emprendedores, es muy importante tener un gran equipo detrás, un equipo comprometido y con experiencia, que sea capaz de entrenar a los emprendedores y sacar lo máximo de ellos.

 

No todos los emprendedores llegarán a ser grandes profesionales, igual que ocurre en los deportes, pero lo importante es que alrededor de estos campos haya ilusión y magia, esa que consiga que los emprendedores piensen en grande y que les ayuden a llegar a tener un proyecto mundial.  Al final, tendremos emprendedores con pequeños o medios negocios, pero felices de ser emprendedores, por que hacen cada día lo que les gusta, independientemente del tamaño que ha llegado a coger su proyecto, igual que ocurre con futbolistas, que muchos de ellos disfrutan jugando cada domingo en campos de equipo de divisiones inferiores, entrenando entre semana, etc. Hay jugadores que se hacen kilómetros todos los días para acudir a entrenar en equipos pequeños, es su ilusión y por eso no les importa el sacrificio que realizan, se sienten futbolistas y son felices. Y son precisamente estos emprendedores los que podrán convertirse en entrenadores en otros campos, tienen gran experiencia y tendrán ilusión por poder formar a otros emprendedores, aunque nunca hayan llegado a tener una compañía de éxito mundial ni salir en los periódicos.

Resumiendo, estoy a favor de que se creen multitud de campos de juego para emprendedores, esto hará que cualquiera que tenga ilusión por lanzar su proyecto encuentre un lugar al que acudir y comenzar a desarrollar su ilusión.

Soy emprendedor: Una vida fiel a mi mismo.

El otro día leyendo un artículo entendí mejor lo de “Soy emprendedor”. El artículo en cuestión es el de una enferma que cuenta “Las cinco cosas que la gente más lamenta en su lecho de muerte”. Huyendo de titular que algunos pueden interpretar como sensacionalista, hay un gran mensaje en el contenido del artículo, no se si es inventado o no, pero el artículo me ha hecho reflexionar sobre el por que, desde hace poco, “Soy emprendedor”.

Se ha vuelto una palabra de moda, aunque recuerdo que la primera vez que la vi reiteradamente fue en el libro que me leí a finales de 90: “El mito del emprendedor“. Ya por aquella época tenia varios proyectos en desarrollo, era un emprendedor sin saberlo, no me paré a pensar que quería hacer las cosas que me gustaban, que quería llevar mi propio camino, sin importarle que dirían los demás, y que la manera en la que me sentía mas feliz era siendo fiel a mi mismo.

El artículo de la enfermera me ha hecho ver el tiempo que he estado intentando crear proyectos, algunos fracasados otros con mayor éxito, pero lo importante es que he seguido haciendo mi camino sin tener que pensar que hacía las cosas para que otros estuvieran orgullosos. Recuerdo que estudiando la carrera, encontré algunos compañeros que estaban allí por presión familiar, que ya tenían su destino marcado desde pequeños, en la sociedad actual se programa la educación para llegar a la universidad, no para aprender de la vida y que cada alumno tome su camino.

Los emprendedores en general tomamos el camino de emprender por que nos gusta, por que queremos ser fieles a nosotros mismos, somos piratas, y no por lo que los demás esperaban. Lo que nos llena principalmente es realizar el camino.

Es difícil ser uno mismo, sobre todo cuando no eres un emprendedor de éxito, un emprendedor que sale en las portadas de los periódicos, dado que todos los demás perciben que estas mal por no tener el éxito, y que eres un fracasado por no tener reconocimiento. EN mi caso a lo mejor no tengo las cualidades para llegar al éxito, o todavía no las he encontrado, pero si tengo la capacidad de ser fiel a mi mismo y hacer el camino del emprendimiento todos los días ilusionado y feliz, aunque tenga contratiempos, como todo en la vida.

Lo que si tengo claro es que para que un emprendedor tenga éxito necesita ser fiel a si mismo, tomar las decisiones que crea adecuadas, y no actuar por lo que piensen los demás. Al final este tipo de actos te llevarán a la confusión y a la frustración, que normalmente suele ser la antesala del abandono en tu proyecto.