Sevilla Convention Bureau

Sevilla Convention Bureau es una asociación de profesionales relacionados con los congresos y eventos de la ciudad.

Muchos emprendedores suelen tener una imagen de si mismos como autosuficientes, importándoles muy poco otras entidades o asociaciones si no son para conseguir capital o conocimiento concreto.

Pues también puede ser muy útil asociarse a otras entidades, como Sevilla Convention Bureau, donde seguro que los socios se enriquecen relacionándose con otros empresarios del sector. Y todo esto viene por que Crowdslides.com es ya socio de Sevilla Convention Bureau. Y es que como ya he comentado antes, normalmente los emprendedores huyen de cualquier asociación o entidad que no sea otra de emprendedores, y es sobre todo por que se ha creado una imagen del emprendedor como una persona solitaria, una persona que vive encerrada en su garaje, por lo que no tiene tiempo para perder en asociarse a entidades como por ejemplo Sevilla Convention Bureau.

En parte tienen razón los emprendedores, la mayoría de estas asociaciones se mueven a un ritmo muy lento, como mucho protocolo institucional y con falta de agilidad en todos los procesos. Pero esto no es un principio general, hay asociaciones muy dinámicas, que tienen muy claro que sus objetivos son sus socios y que valoran el tiempo de los mismos y el valor que pueden aportar a sus proyectos, y este es el caso de Sevilla Convention Bureau.

 

No me gusta recomendar lo que cada uno tiene que hacer, sobre todo en temas tan delicados como tu propio proyecto o tu propia empresa, pero por primera vez en mi blog, y por eso pongo mi foto, creo que todos los emprendedores deberían encontrar una asociación club en la que participar, en mi caso he decidido participar en Sevilla Convention Bureau, y creo que puede aportar mucho valor al proyecto que estoy liderando en estos momentos. También puedes añadirte a asociaciones de emprendedores, reuniones de coworking, etc.

Lo primero que me sorprendió de Sevilla Convention Bureau es su dinamismo, es una asociación muy activa, donde todas las actividades tienen como objetivo el negocio de sus socios. Una asociación con actividades continuas y una cartera de contactos muy interesante. Ya sufrí en otros proyectos una asociación de profesionales muy distinta a esta: lucha de poderes, reuniones interminables donde solo se hablaba de dinero y no de avanzar en proyectos, los socios se daban puñaladas unos a otros, etc. Y es por esto que he tardado muchos daños, mas de lo que debería, en volver a asociarme a otra entidad de profesionales de un gremio.

Es caso es que la crisis ha hecho variar mucho el sentido de cualquier institución, durante muchos años las asociaciones de profesionales rivalizaban mas por el poder político y de imagen que por ser lo mas efectivo posible con sus asociados, esa rivalidad les ha llevado a algunas de ellas a ser apenas operativas y poco funcionales. Y gracias a estas actitudes los emprendedores se sentían poco alineados con estas asociaciones.

Sevilla Convention Bureau es el nuevo concepto de asociación profesional, pero hace poco conocí otro caso: FEDEME, una de las asociaciones mas antiguas de Sevilla, que desde hace unos años se han convertido han cambiado el rumbo y actualmente son un claro ejemplo de lo comentado en este artículo.

Así que como consejo, emprendedor: busca si hay alguna asociación profesional que encaje con tu proyecto, comprueba que están de verdad trabajando por el interés de sus socios, y asóciate, seguro que no te arrepientes.

Actualizado:

Pues cada día estoy mas contento de haber tomado la decisión de entrar en el Sevilla Convention Bureau, voy poco a poco abriendo una red de contactos que nos están ayudando a fomentar el producto, y sobre todo, lo más importante, conociendo a profesionales del sector con muchos años de experiencias que nos dan grandes consejos y ayudas.

Sueños de una noche de verano

Me gusta la frase de “Sueños de una noche de verano”, y la utilizo para expresar el ansia que suelen tener los emprendedores por conseguir financiación y convertirse en una referencia emprendedora.

Suele ser muy común en España escuchar a los emprendedores reclamar primero el dinero, la inversión, por ellos han tenido “Sueños de una noche de verano” que le han dado la idea única, y que además ellos son los mejores cualificados para llevarla a cabo. En este punto me gusta recomendar la lectura del libro “El mito del Garaje“, donde al principio habla del mito de que las empresas las crean unos chavales sin apenas conocimientos dentro de un garaje, y que el dinero vendrá cual maná por que ellos son muy “Cool”.

Todos hemos tenido “Sueños de una noche de verano”, es una época donde tenemos mas tiempo libre y el buen tiempo nos hace salir mas a la calle y poder descansar la mente del trabajo diario los que estén de descanso o vacaciones. Pero estos sueños no son más que eso, sueños, todos podemos soñar con querer ganar una medalla olímpica, pero muy pocos en verdad están preparados para intentarlo, y no digo ya ganarla. Y es en este punto donde los sueños se comienzan a romper con la realidad.

Los emprendedores rápidamente comienzan a solicitar financiación, muchos de ellos sin apenas experiencia profesional, sin apenas entrenamiento empresarial, y claro, normalmente nunca van a obtener capital a no ser que sea en un banco y avalado por algún familiar que cree en esos sueños, por eso se suelen llamar a estas primeras aportaciones la triple FFF. Y es que, un inversor o una entidad que gestiona fondos para startups lo primero que valora es al jinete, como ya hablamos anteriormente, y este deber estar formado, tener experiencia y conocimientos de gestión, y después una idea y un plan capaz de ser ejecutado. Esto es igual que un entrenador que ve a un deportista si tiene cualidades para llegar a ser olímpico, si lo cree, invertirá su tiempo entrenándolo.

En España necesitamos primero que se asuma esa realidad, que todos los emprendedores, ahora promovidos por una burbuja emprendedora, vean que la financiación en realidad no es para ellos, que primero tienen que demostrar muchas cualidades, aparte de la idea original, para poder acceder a capital riesgo.

Siempre que doy una charla en público a jóvenes emprendedores pregunto cual la principal causa por la que no emprenden, y el 80% suele decir la falta de financiación y que no les dan dinero para lanzar su proyecto. Suelo responder a esta queja con un ejemplo de como se montón un proyecto como menos de 100 €, filosofía Lean Startup, y tuvo éxito, como otros que conozco. Y también les recalco que ellos no están preparados para recibir ningún dinero, que primero tienen que demostrar que saben competir en ligas menores para que les den dinero para ascender a otras mas mayores.

Algunos emprendedores me sacan ejemplos de conocidos que levantaron dinero, pero casi siempre es por la triple FFF, y es que algunos tienen la suerte de tener conocidos con mucho dinero que quieren palmar 500.000 € o más.

Es bueno tener “Sueños de una noche de verano”, todos debemos soñar, pero luego hay que tener los pies bien puestos en el suelo, sobre todo a la hora de comenzar una aventura emprendedora en un entorno empresarial.

Tu proyecto: “yo no lo veo”

Hay una frase muy manida, Tu proyecto: “yo no lo veo”. Y la verdad es que a un emprendedor le duele mucho cuando la escucha. El vídeo de Smart es una campaña publicitaria, nada más tiene como objetivo conseguir llamar la atención a sus clientes, pero tiene un trasfondo interesante.

Los emprendedores se tienen que enfrentar ante la frase, Tu proyecto: “yo no lo veo”, de dos maneras muy distintas, y por supuesto lo primero que tiene que hacer es preguntar a la otra persona por que no lo ve y que le de explicaciones, siempre le vendrán bien para aprender algo nuevo, una nueva opinión, aunque le este desmontando el proyecto.

La frase hay que valorarla dos dos formas muy distintas: 1.-La posición. 2.- Los conocimientos.

Lo primero que tenemos valorar es la posición de la persona que nos dice la frase, por que esto nos puede llevar a muchos errores. Solemos dejarnos aconsejar por cualquiera que diga tener una posición social, ya sea como maestro, mentor, formador, experto, etc. Hay mucho engaño detrás de estas etiquetas, que a algunos le encanta exhibir como medallas mitilitares. Es buenos siempre recaudar información, pero mucho mas importante es hacerlo directamente de los posibles clientes que de asesores de cualquier tipo. Por ello, esta frase solo debe tener importancia por parte de los posibles clientes, utilizando la metodología Lean Startup podemos detectarlos de forma rápida y obtener por que nuestros posibles clientes no lo ven. Si esta frase te la dice un “experto”, entonces debemos recurrir al punto número dos: Los conocimientos.

Si no es un cliente potencial el que te dice la frase, entonces, para que de verdad tenga valor, deber tener un pozo de conocimiento del negocio importante para que sea relevante su opinión. Hay muchas personas que tienen grandes conocimientos sobre una materia pero poco sobre el mercado y los negocios, y por eso hay que valorar mucho quien te dice la frase. Si es una persona que ha pasado por el mismo camino del emprendimiento,  que tiene cicatrices de todos os negocios que ha lanzado y  dirigido, entonces si debes tener en cuenta su frase. Un emprendedor que ya tiene muchos años de experiencia podrá fundamentar el por que te da ese consejo, podrá demostrarte casos parecidos o circunstancias que ya conoce de otros proyectos, por lo que te aportará una información valiosa.

Es por esto, que es muy importante valorar que persona te dice la frase, Tu proyecto: “yo no lo veo”. Y si esta tiene detrás mucha experiencia es mejor entonces que reflexiones bien que estás haciendo y aprender de los consejos de los expertos de verdad. No dejarse llevar por las ayudas de esos “expertos” con muchas etiquetas y poca experiencia real en el campo de los negocios.

Y un error que suele caer todo emprendedor es pasar de todas las opiniones, independientemente de quien se  se la diga, sin saber diferenciar las buenas de las malas.

Es verdad que hay una regla fundamental en los negocios: “la única regla es que no hay reglas”, pero aún así hay que saber cuando un consejo tiene fundamento y no cometer errores de bulto que ya han cometido otros y que además una persona experta si podría ayudarte.

La marca personal es muy importante para un emprendedor

Como ya hemos comentado antes: “La marca personal es muy importante para un emprendedor”. Y me ha venido este pensamiento, por que la empresa española Traity ha conseguido una gran ronda de financiación.

Hasta hace poco una persona podía enterrar su pasado, lo que hacía o decía apenas tenía eco y podía seguir toda su vida engañando a otras, dado que como en el mundo hay miles de millones de personas, siempre tenía a otra persona a la mentir. Pero ha llegado la era de los terabytes, donde almacenar información apenas tiene coste. En un principio se almacenaba solo lo importante, pero ahora se puede guardar todo lo que hace cada una de esas millones de personas a cada minuto, y es ahí donde reside el problema, ya no se puede formatear o esconder tu pasado, este esta grabado a fuego en internet y su Big data.

Opino que el huella digital es ya tan importante como tu propia piel, tienes que cuidarla desde que eres pequeño, por que si no cualquier cicatriz ya se queda de por vida, sin poder remediarlo. Y es aquí donde comienzan a surgir aplicaciones y proyectos que te ayudan a cuidar tu reputación personal, entre ellos Traity.

Hace poco leí a varias personas protestando de los usuarios de BlaBlacar protestar por la informalidad de las personas que compartían coche, que no se presentaban, o llegaban media hora tarde. Como en Blablacar antes no había que pagar nada, pues la gente era muy informal, ahora parece ser que ya tienen que pagar una comisión. Con proyectos como Traity, se intenta crear un perfil de personas que si son de confianza, usen la aplicación que usen.

La primera gran empresa que tuviera un sistema de reputación que todo el mundo tomara como importante, que yo recuerde, fue Ebay, y gracias a ese sistema y a que los usuarios querían mantener la confianza en sus clientes, Ebay siempre ha sido un referente en el cumplimiento, y si no, ha apoyado a los clientes devolviendo el dinero y expulsando a los ladrones.

por eso digo que la marca personal es muy importante para un emprendedor, por que cuando comience a emprender las cicatrices o tatuajes que tenga en su piel digital las verá todo el mundo, serán públicas. Si quieres hacer negocios debes ser una persona que cumple con sus compromisos, todos tenemos fallos, no hay nadie perfecto, y todos podemos cometer un error, pero si la mayoría de tus actuaciones entran dentro del respeto y la ética hacia los demás, eso se ve reflejado en huella digital.

Y especial atención hay que tener también con los niños, igual que le intentamos enseñar a ser personas en el mundo real, hay que enseñarles a ser personas en el entorno digital, por que como ya he dicho antes, solo tenemos una piel, y una cicatriz se queda para toda la vida. Me parece muy irresponsable, por parte de los padres, poner fotos y vídeos en redes sociales y otros espacios, ya le estas dejando su primera huella digital, y si encima los padres se comportan mal usando las tecnología, los niños van a aprender malas conductas. No hay que alarmar a nadie, solo es cuestión de educar a usar la tecnología y aprender que todo lo que se haga con ella deja huella.

Ahora esta en los titulares una sentencia que obliga a Google a borrar enlaces, el llamado Derecho al olvido,  pero no se tiene que confundir esto con la reputación personal, dado que esta se la va dando la comunidad y no un artículo o sentencia de hace muchos años, por lo que borrar una reputación digital será mucho mas difícil, dado que vas en contra de toda la comunidad y no de un hecho concreto.

La mejor manera de cuidar tu reputación digital es que seas una persona normal, que no engañes o mientas por sistema, que si te comprometes a algo intentes cumplirlo y si no puedes, pidas disculpas. Si mantienes coherencia en tu día a día en la vida la mantendrás también en el entorno digital, no te costará ningún esfuerzo.