Emprender engañando a tus clientes

Emprender engañando a tus clientes es algo poco ético, y normalmente, por no decir casi siempre, te llevará al fracaso.

 

Un ejemplo de publicidad que me sorprende, ¿Cómo pueden estar seguros de ser los mas baratos de España?, ¿Tienen un informe de toda la competencia y por eso lo saben?. Sería sorprendente y casi quimérico disponer de todos los precios de toda España de tiendas como la suya. Aún así se anuncian sin desparpajo en sus carteles pregonando que son “los más baratos de España” y esto me sorprende mucho.

Yo en este caso haría una publicidad no engañosa, diría algo como hacen otras marcas: “Si encuentras algo mas barato te devolvemos la diferencia”. Con esta frase al menos estás diciendo que eres muy barato, pero no puedes asegurar al 100% que eres el más barato de España, por eso no debes emprender engañando a tus clientes, por que no me creo que tengan una auditoría de todos las demás tiendas de España y saben notarialmente que son los más baratos. A mi me parece una falta de respeto por tus clientes aunque cada uno que haga con negocio lo que quiera.

Emprender engañando a tus clientes no es la mejor forma de hacerlo, por que aunque parezca que una frase o eslogan es inofensiva, en verdad estás mintiendo a tus clientes. Aunque cuando uno usa este tipo de trucos puede pensar que en verdad son el sitio mas barato de España, una cosa es pensarlo y otra demostrarlo. Demostrarlo de forma tan segura que puedes poner este tipo de mensajes en tu estrategia comercial, si este fuera el caso me gustaría ver el informe detallado de todas las tiendas de moda de España.

Emprender engañando a tus clientes también te lleva a saber como piensan en esa empresa, donde por descuido o por mala práctica ponen este tipo de carteles.

Me gustaría poder sentarme con este emprendedor y conocer por que ha decidido poner este mensaje tan directo. Me gustaría poder decirle que emprender engañando a tus clientes no es la mejor forma de hacer las cosas, y que aunque sutilmente haya colocado esa frase en su estrategia comercial, me parece una falta de respeto hacia sus clientes. Debería conseguir atraer clientes de otra forma sin usar propaganda que no es real.

Es una tentación usar este tipo de mensajes: “La mas grande de Europa” vi el otro día en un cartel de carretera, algo que me sorprendió, como una empresa localizada en Sevilla, y dedicada a la instalación de material puede garantizar que es la mas grande de Europa y lo pone en su cartel publicitario. También suelo verlo en anuncios de gimnasios, donde todos pregonan que son los mas grandes, los mas baratos o cualquier otra característica. Y lo pero es que nadie se lo plantea, se lo creen sin reflexionar.

En definitiva: Emprender engañando a tus clientes no es la mejor manera de hacer las cosas, mejor que utilices una estrategia mejor de comunicación y marketing.

El ego del emprendedor es un caballo desbocado

El ego del emprendedor es un caballo desbocado, y es una afirmación muy cierta. No hay peor enemigo para un emprendedor que su ego, dado que este le hará ignorar los consejos o comentarios que le pueden hacer otras personas que han vivido la misma experiencia por la que el esta pasando.

En este artículo de todostartups.com lo explican muy bien.Y en lo que a mi personalmente me afecta, es en el apartado que dicen: “No es ningún secreto que la asignatura pendiente para la mayoría de nosotros sea el apartado comercial. Al fin y al cabo, los buenos comerciales son tan valiosos como escasos. Sin embargo, les aseguro que si tienen la fortuna de recibir el consejo de alguno de ellos, y dejan su ego a un lado, aprenderán lecciones realmente valiosas.

Por desgracia, no todos los emprendedores piensan como yo. Muchos “desprecian” literalmente la profesión de agente comercial, quizá por considerarla poco “glamourosa” o sofisticada, asumiendo automáticamente que los comerciales son profesionales egoístas, torpes y codiciosos. Craso error, pues jamás deberíamos olvidar que una empresa incapaz de vender, está condenada a su extinción irremediable.”

Y precisamente suelo dar algunos consejos a otros emprendedores sobre como vender, llevo años haciendo de comercial, estando todo el día en la calle vendiendo, y por eso, puedo decir que en la labor comercial me he formado bien y adquirido muchas habilidades. Pero cuando te encuentras con un emprendedor que se viene arriba piensas: “El ego del emprendedor es un caballo desbocado”. Sacan a pasear su ego, a no querer escuchar nada, a pensar que los consejos que les das son ataques directos hacia su proyecto perfecto, hacia ese proyecto que ellos solo conocen y que ya lo tienen todo resuelto.

Sorprende ver la reacción de un emprendedor con mucho ego ante un consejo que no sea un halago, y es aquí cuando se desbocan. Algunos llegan incluso a revocar todo lo que dices con sus argumentos, a responder a todo que no lo comparte, y que los consejos que les das ya los conocen. Esos emprendedores en verdad están muy perdidos, por que en vez de tener un camino marcado y dejarse aconsejar por la señales que ve en el camino, se desbocan y comienzan a correr en cualquier dirección sin querer mirar a nadie.

Algunos demuestran este ego incluso delante de un foro, donde desde el público le hacen preguntas. Lo mas curioso es que suele salir desde el primer consejo o pregunta que no le gusta oír, y ya luego cualquier otro consejo o pregunta sobre su proyecto le responde igual. A estos emprendedores se les ve el ego desde el mismo momento en que están presentando su proyecto, pero este se desboca más a cualquier consejo o pregunta.

La mejor manera de tratar a estos emprendedores es dejarlos que sigan desbocados, que ellos mismos se estrellen y que aprendan de sus errores. Puede que incluso algunos sigan pensando que sus fracasos o sus errores son siempre culpa de otros, ni aún fracasando en sus proyectos reconocerán que gran parte de culpa fue por que “El ego del emprendedor es un caballo desbocado”. Los que hayan aprendido de sus errores serán mas humildes, tendrán un ego mas controlado, y seguro que escucharán mas consejos y valorarán más las palabras sabias que les digan otras personas con mas experiencia.

Emprendedor, ¿Cuánto vale mi empresa?

Al al pregunta que se hace uno como emprendedor: ¿Cuánto vale mi empresa? , no hay una respuesta cierta, la verdad es que es muy complicada de responder con un número, sobre todo por todos los factores, valores y emociones que hay dentro del proyecto.

En modo simpático podemos decir: “Lo que te paguen por ella”. Y es la verdad, nada tiene un precio económico hasta que alguien lo compra y lo paga. Por que hay algunos listos que hacen compras y luego nunca la pagan, por lo que en verdad esa compra ha sido un regalo en verdad, vale cero euros.

En modo realidad podemos decir que el valor de una empresa tiene muchos factores a tener en cuenta. Para ello podemos acudir a otros artículos mas técnicos, como por ejemplo: AsesoresPyme, Actafinance. No voy a entrar a valorar si estos artículos son ideales para el emprendedor y para saber ¿Cuánto vale mi empresa?.

Ahora voy a entrar en modo emprendedor, y es bastante sencillo hacer los cálculos para mi entender, para ello utilizo una escala:

  • Estamos con la idea desarrollándola: Tu empresa no vale nada. Lo siento pero si en esta fase del proyecto estas pensando en inversión para lanzar tu idea, esta tiene un valor de cero, aún así si encuentras alguien que te la valore y te de capital, ya has conseguido dinero por algo que vale nada.
  • Estamos desarrollando el prototipo: Igual que lo de antes.
  • Hemos validado el modelo de negocio: Aquí entramos en un punto interesante, y que muchas veces confunden los emprendedores. Se puede validar el modelo de negocio desde el mismo momento que tienes compradores, sin ni siquiera tener el producto. Para ellos existen plataformas como KickStarter, Donde se pueden validar ideas incluso solo con un vídeo. Validar es lo mas importante, por que demuestra que ya tienes clientes. Aquí tu empresa ya tiene un valor, pero sobre todo de crecimiento, que es lo que te van a valorar. Por que aunque tengas clientes, si entran a valorar la cantidad del mismo siempre saldrás perdiendo.
  • Ya tengo el producto en la calle y clientes: Pues entonces enhorabuena, ya estás en marcha y solo te queda gestionar el crecimiento, cuidar a tus clientes actuales y seguir mejorando tu producto. Tienes un precio sobre todo atractivo, por que si eres  una startup se valora su posible crecimiento y el nacimiento de un océano azul. Son los océanos azules los que dan mucho dinero y lo que buscan los inversores.

No utilizo mas reglas, por que no me dedico a valorar grandes empresas, pero si un me pregunta un Emprendedor, ¿Cuánto vale mi empresa?, les respondo con esta escala. No es nada exacta ni científica, pero me sirve para simplificar el mensaje y decir que una startup no vale nada sin clientes y sin validar el modelo de negocio, todo lo demás suelen ser montar castillos en el aire.

A veces me asustan las valoraciones que muestran algunas empresas con planes de negocios basados en un excel sin tener ni un solo cliente.

Las 10 cosas que me “no” gustan de ser emprendedor

Las 10 cosas que me “no” gustan de ser emprendedor. Volviendo con el tema anterior, “Las 10 cosas que no me gustan de ser emprendedor”. Ahora toca poner los aspectos negativos de ser emprendedor:

  1. La soledad del emprendedor“: Aunque haya muchas incubadoras de Startup y espacios de co working, al final del día el emprendedor se encuentra solo, reflexionando sobre todo lo que ha hecho o ha dejado de hacer. Siempre hay un momento de que el que este al frente de todo es uno mismo y si se cae por el precipicio estas solo.
  2. Las alabanzas sin fundamento“: El mayor mal que sufre un emprendedor son las alabanzas sin fundamento, a las personas le gusta dar ánimos a los que empiezan, sobre todo al entorno cercano, cuando en realidad no busca alabanzas si no compañía para pasar los momentos duros que tiene el camino. No buscamos alabanzas si no compañía para disfrutar de los momentos de tranquilidad que hay entre tempestad y tempestad.
  3. Todo el mundo opina“: Otro gran problema es que todo el mundo que habla contigo opina sobre tu proyecto, el modelo de negocio y te da consejos. Parece como si conocieran tu modelo de negocio y ellos tuvieran la pieza clave, y esto muchas veces lo único que consigue es distraerte, por que como la vida real, todo el mundo tiene una opinión y una visión distinta de lo mismo.
  4. Necesitas un mentor“: Esta es una gran realidad, en verdad necesitas a un mentor con conocimiento y experiencia que te ayude, uno solo no tiene apenas posibilidades de sobrevivir en la jungla empresarial, sobre todo por falta de experiencia. Esto te lleva a que necesitas de verdad a mentor, alguien que te pueda guiar, no cualquier mentor, tienes que buscar uno con conocimiento y que entienda tu modelo de negocio, pero es necesario. Y lo pongo en este artículo por que es complicado encontrar un mentor que cubra tus necesidades, y al final inviertes mucho tiempo en encontrar uno que te aporte valor.
  5. No existe la desconexión“: Otro gran mal del emprendedor es que “se es” las 24 horas del día. No existe una frontera entre lo que se podría llamar clásicamente trabajo y tiempo libre. El emprendedor está siempre viendo oportunidades de contactos, pensando en los próximos pasos que va a dar o hablando sobre su proyecto. Esto además hace que desaparezca el concepto de semana de días laborables y días festivos. Lo pongo también como algo negativo por que a otras personas le parece negativo, aunque personalmente no me importa ser emprendedor las 24 horas, dado que si haces lo que te gusta en verdad estas haciendo lo que te gusta 24 horas al día.
  6. Hay que estar formándose todos los días“: Es verdad que en todos los trabajos hay que acudir a cursos de formación, pero en el caso del emprendedor es algo mucho mas constante, dado que tiene que estar al día de muchos aspectos, no solo los técnicos, y eso requiere un gran esfuerzo de tiempo. Y es fundamental estar al día para que no delante la competencia, sobre todos en los inicios de tu Startup, que es cuando es más frágil.
  7. No se admite que fracaso“: No me gusta nada cuando cierro un proyecto que todos los demás lo vean como un fracaso en vez de un camino realizado. Y aquí es donde les explico que lo importante es hacer el camino, las experiencias vividas y el objetivo de poder cumplir un sueño. Que eso no tiene precio, y que si el proyecto al final se cierra no es un fracaso, es una experiencia aprendida. Muy pocas personas se casan con el primer amor de su vida, con su primera pareja, pues lo mismo sucede en el entorno empresarial, que muy pocos mantienen en pie su primer proyecto que crearon, lo normal es cerrar los primeros intentos y con la experiencia de estos llegar a crear uno bueno.
  8. Eres un explotador y un especulador“: Otro aspecto que no me gusta nada cuando hablo de mis proyectos es la imagen interna que tienen muchas personas, piensan en el concepto “te vas a forrar” y después en “seguro que explotas a tus empleados”. Este concepto esta arraigado en muchos países, donde todo el que tiene una empresa explota y especula. Estas personas se olvidan de los inicios de un emprendedor, donde no cobra, arriesga todo su dinero y tiempo, y donde normalmente va a fracasar varias veces hasta que salga adelante.
  9. Las trabas iniciales“: Esto ocurre en algunos países, como en España, ponen tantas trabajas administrativas y económicas que te entran ganas de mudarte de país. No puedes empezar a pagar sin tener ingresos, y eso me parece un gran error. todos queremos realizar nuestros sueños, pero tendrían que plantear un sistema retributivo una vez comiencen los ingresos, así uno pagaría por el dinero generado, y no tener que pagar de inicio sin saber cuando vas a ingresar tus primeras ventas.
  10. Que estemos de moda“: Actualmente esta moda ser emprendedor, y aunque es verdad que necesitamos muchos campos de fútbol para crear emprendedores, y que salga cantera, no me gusta nada estar de moda. Nunca me han gustado las etiquetas, y mucho menos que piensen que emprendo por estar de moda. pero espero que esto sea pasajero.

Las 10 cosas que me gustan de ser emprendedor

Las 10 cosas que me gustan de ser emprendedor es una clasificación personal mía, no tiene nada que ver con ninguna encuesta que he realizado a otros emprendedores ni un estudio medio. En otro artículo pondré las diez cosas que no me gustan de ser emprendedor, pero vamos a empezar con las positivas y son las siguientes:

  1. Ser capitán de tu destino“: Poder decidir en todo momento que haces con tu proyecto y con tu vida es lo que mas valoro de ser emprendedor. Aunque haya que pasar por procesos administrativos, puedes en todo momento hacer crecer o cerrar tu proyecto. Puedes en todo momento decidir cual va a ser tu próximo paso, y sobre todo poner fin si no eres feliz con el mismo, algo poca gente puede hacer con su trabajo. Podéis leer el artículo que escribí sobre como era yo.
  2. Construir un sueño“: Desde chico he escuchado muchas veces que durante tu vida tienes que: Plantar un árbol, tener un hijo y escribir un libro, como decía José Martí. Pues todo esto la verdad no me parece que te llene mucho la vida excepto lo de tener un hijo. Así que yo cambiaría esto por, “Hay una cosa que cada persona debería hacer durante su vida: Intentar construir sus sueños”.
  3. Elegir a tus compañeros“: Cuando una persona entra a trabajar en una empresa no tiene elección sobre sus compañeros o jefes, y esto le suele causar ya siempre un estrés personal. En tu proyecto eres libre de decidir quien se sube a tu barco. Este poder de elección es un privilegio que muy poca gente tiene, y es el gran secreto de que una Startup tenga éxito o no. Normalmente el fracaso suele venir por no elegir a los compañeros adecuados.
  4. Marcar tu jornada laboral“: Ser emprendedor no significa trabajar menos, en verdad es muy duro en los inicios, por que básicamente no hay recursos, pero esto no impide que la jornada laboral puedas adaptarla a tus necesidades. Casi siempre puedes poner reuniones con los clientes a horas que acordéis, acudir a la oficina cuando estés libre. Normalmente las jornadas laborales son muy largas.
  5. La vida esta llena de sorpresas“: Una de las cosas mas gratificantes de no saber bien que te depara cada día. Las personas que tienen un trabajo por cuenta ajena normalmente con el tiempo siempre cumplen las mismas pautas, aunque sea un bombero, que al final siempre hará el mismo tipo de trabajo, aunque se juegue la vida en ello. El emprendedor de verdad se puede llevar sorpresas que le hagan cambiar todo su proyecto en un día, una llamada de una multinacional o de una persona con recursos queriendo apostar por tu proyecto te puede hacer cambiar todo lo que tenías pensado que iba a ocurrir.
  6. Tienes algo interesante que contar“: Este aspecto es importante socialmente, dado que al ser un proyecto tuyo, con vida propia, siempre ocurren cosas nuevas e interesantes. Al estar todo el día en la calle con tu proyecto tu vida se llena de vivencias nuevas, diferentes, y esto siempre te permite contar a otras personas experiencias emocionantes vividas en primera persona. Aunque no parezca importante, la gran mayoría de personas no viven apenas cambios en su rutina diaria y mucho menos cuentan experiencias propias tan interesantes como las que tu puedas contar mientras haces el camino.
  7. Tienes un nuevo hijo“: Montar una empresa es como tener un hijo, y como todo el mundo dice que tener un hijo es una felicidad, pues por el mero hecho de montar una empresa ya tienes que estar feliz. Vas a tener que cuidad tu Startup como un niño hasta que esta madure y llegue a la mayoría de edad. Yo pienso que la comparación es buena, aunque por supuesto mis hijos es lo primero en esta vida, mi proyecto tiene un valor sentimental alto, y como tal, la siento parte de mi vida misma.
  8. Eres distinto“: Puede sonar algo pedante y egocéntrico, pero es verdad, solo por el hecho de comenzar a montar tu Startup ya eres distinto, muy pocos personas se lanzan a montar su proyecto, la gran mayoría prefiere la “seudo” seguridad de una nómina y una limitación de responsabilidades. Y aunque parezca que todo el mundo es ahora emprendedor, no es verdad, muy pocos se ponen de verdad a arriesgar todo su tiempo y patrimonio en convertir en una empresa su idea. No es cuestión de decírselo a nadie, ni ponerse un cartel diciendo que eres distinto, pero cuando encuentras a otro emprendedor como tú ambos os miráis a los ojos y sabéis que sois distinto, y en este momento es cuando se habré un canal de conexión que no se puede hacer con las otras personas.
  9. Te alaban tu proyecto“: La verdad es que, cuando alguien totalmente desconocido se asombra con lo que les estas presentado y te alaba tu proyecto, se me abre una inmensa sonrisa interna en el corazón. No hay que caer en la tontería del las alabanzas de familiares, amigos o conocidos, ellos alaban mas por darte ánimo que por ayudar, y normalmente estas alabanzas suelen hacer mas mal que bien, por que no aportan realidad a los errores que estas cometiendo. Pero cuando un posible cliente, al que le estas intentando vender tu producto, te alaba tu empresas y además te lo compra, es un momento único, es saber que has creado algo que es útil para los demás. Ese momento es algo mágico.
  10. Lo has intentado“: Por último, y no menos importante, es el aspecto de que lo has intentado, has puesto todo tu tiempo y recursos en sacar adelante tu proyecto, y aunque luego no hayas conseguido los objetivos marcado, lo has intentado, has hecho todo lo posible por sacarlo adelante, y aunque estés disgustado por el cierre de tu empresa nadie podrá quitarte las experiencias aprendidas, las vivencias vividas y el camino recorrido. Es algo que ya siempre estará en memoria.