Los días grises también tienen su lado bueno

los-dias-grises-tambien-tienen-su-lado-buenoLos días grises también tienen su lado bueno, y te voy explicar el porqué.

Los días grises, esos en los que todo parece que se viene encima, que no parra de lloverte problemas y que no das pies con bola, lo mejor es escaparte de tu rutina diaria, y hacer dos actividades que frecuentemente no practicas:

  1. La autorreflexión: Parece absurdo, pero la realidad es que el día día te come cualquier tiempo de tranquilidad, y además tendemos a rellenar los espacios vacíos con otras cosas, aunque sean bobadas, no nos gusta tener tiempos muertos para reflexionar. Por eso si tienes un día gris, aprovecha para sentarte en un banco y autorreflexionar. Piensa en algunos fallos que hayas tenido y que puedas mejorar con algo sencillo. La autorreflexión es muy importante, y muy pocas veces le dedicamos tiempo, gastamos muchos mas esfuerzos en lamentarnos que en pensar sobre lo ocurrido y buscar como repetir el error la próxima vez.
  2. Rebaja tu estrés: Si estas en uno de esos días que no te sale nada, baja tu estrés, es una buena oportunidad para dar un paseo, cambia la rutina de vuelta a casa, y hazte una lista de cosas sencillas o pequeñas que debes comprar. En el camino de vuelta realiza estas compras mientras paseas. Al final has conseguido hacer deporte, tomar el aire y completar tareas pequeñas.

Estos dos ejemplos de que hacer en un día gris son una manera de volver con mas energía al siguiente, y es que no siempre podemos estar pletóricos y en forma, el cuerpo también necesita descansar y pensar. Cuando explico estos concepto utilizo un ejemplo muy sencillo: Los médicos. Un médico podría estar todo su horario laboral operando a pacientes, por ejemplo, pero esto es físicamente imposible, después de cada operación, donde está en tensión jugándose la vida de un paciente, debe tener un periodo de relajación, de descanso, reflexionar sobre como le ha ido la operación, y de hacer tareas sencilla, tomarse un café, pasear por las habitaciones de los enfermos, etc. Es un ejemplo que ilustra, que no todos los días puedes estar a tope, que algunos estarás mas cansado, por ejemplo después de una entrega o de presentar algo a un cliente, ese estrés acumulado afecta y hay que mitigarlo.

Así que cuando tengas días grises no te los tomes a mal, aprovecha para liberar el estrés, varias tu rutina y hace pequeñas tareas que tengas pendientes. No te sientas culpable por no ser productivo ese día, ya lo has sido los anteriores, y como en ejemplo que te exponía, es normal que tengas momentos de cansancio y que estés mas bajo de ánimos, no se puede estar siempre al cien por cien, el cuerpo y la mente necesitan también momentos de reposo y distracción.

 

Emprendedor, cada país tiene sus cosas

emprendedor-cada-pais-tiene-sus-cosasEmprendedor, cada país tiene sus cosas, y hay que entenderlo bien para poder llegar a esos consumidores, ni criticarlos ni valorarlos, cada país tiene cosas buenas y malas y lo importante es saberlo.

Es verdad que hay normas básica de educación que algunos países vamos superando, por ejemplo en España, antes era muy común ver los bares llenos de servilletas por los suelos, la gente tenía la costumbre de tirar todo al suelo.

 

suelo-sucio

Por suerte esta costumbre se esta erradicando, así como la de recoger los excrementos de los perros, que hace muchos años era impensable ver alguien haciéndolo. Otro ejemplo claro era que se podía fumar en hospitales, colegios, etc. Son costumbres que por salud van mejorando la convivencia.

Una vez que un país va mejorando en sus comportamientos básicos tenemos que comprender que tiene otros culturas distintos, ni mas ni menos reprochable a los tuyos, un claro ejemplo es la comida, donde en algunos sitios en un manjar en otros les parece asqueroso, pero no es criticable ninguna de las dos actitudes, simplemente tienes que saber convivir con ello, y si tu proyecto quiere tener clientes en ese país lo mejor es adaptarse a ello.

Voy a un ejemplo que me llamó mucho la atención la primera vez que viajé a Estados Unidos. Los comensales de cualquier restaurante se llevaban los restos de comer en un recipiente para su casa, daba igual que tipo de restaurante, estaban acostumbrados a pedirlo, incluso en los mas caros. Me sorprendió incluso en algunos ver los recipientes a la entrada, en un mueble. Si esto se hiciera en España, por ejemplo, los otros comensales te mirarían mal y te pensarían que eres un “cutre” o un “muerto de hambre”. Y sim embargo en los restaurantes mas caros de Estados Unidos no pasa nada si lo haces. Como se puede comprobar son dos formas distintas de ver un acto, por el simple hecho de haber nacido en culturas distintas. Yo opino que es mejor que te lleves la comida a tu casa a que la tiren directamente a la basura, que es normalmente lo que hacen los restaurantes. Es verdad que en algunas pizzerías de España se hace esto, pero no es norma general.

Por eso suelo decir que no hay que criticar ni alabar los comportamientos en otros países, simplemente estudiarlos, aceptarlos, y ver como adaptar tu producto o servicio a estas pautas. Algunas veces he escuchado a emprendedores lamentarse de que al llegar a otro país su producto no ha funcionado, y que esto les ha obligado a cerrar. Mi respuesta es simple, no has estudiado sus comportamientos como debías, ni adaptado tu oferta a su demanda particular.

Otro ejemplo que me sorprendió mucho fue en mi primer viaje organizado en el instituto en autobús. Como siempre he sido muy curioso, le pregunté al chófer si se tenía que comportar de forma diferente según el país de procedencia de los ocupantes del autobús, y me confirmó que sí, que el variaba sus pautas mucho de un grupo a otro. Me sorprendió cuando me dijo que por ejemplo los Españoles éramos mas permisivos con la puntualidad, el recorrido y el orden.

La Riesgofobia tiene cura

la-riesgofobia-tiene-curaLa Riesgofobia tiene cura, y es muy fácil el tratar.

Cada vez que tengo el placer de compartir mi tiempo con emprendedores, y posibles emprendedores, suelo comenzar con una pregunta, ¿Por qué no emprendéis vuestro propio sueño en vez de trabajar para el de otro?. Es una pregunta sencilla y directa y que suele levantar todo tipo de excusas en los emprendedores.

Es verdad que hay un pequeño grupo de personas limitadas, que apenas tienen sueños, y que prefieren vivir la vida sin tener que pensar y actuar, prefieren ser el brazo ejecutor de otras personas y recibir a cambio un dinero que les permita comprar los bienes básicos. Pero la realidad es que existe una gran mayoría que tiene sueños que quiere realizar, que le gustaría hacer cosas por ellos mismos, personas que con un poco de impulso se lanzarían a intentar hacer realidad sus sueños. Por eso cuando lanzo la pregunta de por que nos haces realidad tus sueños en verdad de trabajar para los otros se sienten aludidas y comienzan las excusas, y es ahí cuando respondo con la palabra inventada Riesgofobia.

Ya he hablado anteriormente de la famosa zona de confort, el espacio que nadie quiere abandonar a no se que tenga una necesidad básica que cubrir. Pero en este caso no me refiero a esto, ataco a la ilusión de crear y soñar algo tuyo, como tienen los niños, que sueñan con cosas casi imposibles, pero que nadie les quita la alegría de sus sueños y aspiraciones. Parece que con la edad olvidamos esa creatividad y ganas de hacer cosas, y comenzamos a aceptar que es mejor que arriesguen otros y nosotros trabajar para realizar sus ideas y sueños.

Por eso digo que en verdad la riesgofobia tiene cura, y es muy sencilla, aquí pongo un proceso que se puede hacer para curarse de tanta excusa y comenzar a emprender y realizar tus sueños:

  1. Elige un hobby que te guste.
  2. Crea una tarea que suponga vender algo a un extraño.
  3. Crea una campaña en un panfleto que puedas distribuir por buzones o coches.
  4. Realiza la primera venta.
  5. Mide los resultados.

Vamos a poner un ejemplo:

  1. Me encanta el baloncesto, ya tengo mi hobby.
  2. Voy a celebrar el día del baloncesto en el colegio que tengo mas cerca de mi casa, cobraré un euro por entrada, y crearemos un torneo de tiros y partidos con los niños que vengan. Le dejaré la barra a los miembros del AMPA, para que ganen dinero para el colegio y pediré permiso a la dirección para que nos dejen abrir una tarde del viernes. Con la participación del AMPA también tengo cubierto el seguro escolar por ser una actividad organizada por ellos.
  3. Creo un panfleto publicitario para que los del AMPA lo repartan en las mochilas de los niños y me voy por las casa poniendo en los buzones y los coches. Doy de alta un teléfono nuevo por si algún padre quiere contactar conmigo.
  4. Al final vendemos 32 entradas.
  5. Me costo resumiendo:
    1. La publicidad en papel 10 €
    2. La medallas compradas en una tienda 10 €
    3. Las horas de dedicación a gestión con el AMPA, el colegio y repartiendo publicidad.

Como comprobarás esta actividad no me es rentable la primera vez, algo normal en todo negocio, pero ya tengo datos de la asistencia y costes. Si encima he conseguido que los niños se lo pasen bien, es posible que la segunda vez llamen a mas amigos. Conozco casos de eventos que comenzaron siendo 60 personas en la primera edición y acabaron acudiendo 3.000 en quinta.

Con este ejemplo quiero decir que es muy sencillo quitarse la riesgofobia, dado que por unos pocos euros y algo de tiempo he podido realizar uno de mis sueños. Por eso les digo a los emprendedores que no busquen el sueño mas difícil, que seguro que tienen muchas ideas, que busquen las mas sencilla de ejecutar y que lo hagan.

Este es un inicio, si quieres seguir creciendo y ves que te puedes ganar la vida con este tipo de actividades, ya solo te queda pensar como una empresa y comenzar a innovar y hacer crecer tu proyecto.

La serendipia existe, no la descartes

La serendipia existe, no la descartes, es más, suele ser la causante de muchos buenos descubrimientos.

La serendipia hace referencia a hechos no esperados que nos llevan a hacer nuevos descubrimientos inesperados. Una manera sencilla de explicarlo por ejemplo es el descubrimiento de algunas vacunas o productos farmacéuticos, que buscando una cura encontraron otra. El problemas es que a muchos emprendedores les cuesta reconocer estos hechos fortuitos que le pueden llevar a tener un proyecto de éxito, pero en muchas casas es esta serendipia la que les ha elevado a ser un emprendedor de éxito.

Algunos si reconocen este hecho abiertamente, hablan de un golpe de suerte, de algo inesperado, que luego se convirtió en su mayor éxito. En español tenemos la palabra chiripa para definir este suceso, pero no queda muy bien usarla en público, por eso recomiendo utilizar mejor serendipia.

Lo que me gustaría recomendar a los emprendedores es que no descarten esta suerte que les llega, muchos se obcecan con su idea y su proyecto, por lo que descartan cualquier otro resultado que no sea el que ellos han visualizado en su mente, dado que quieren triunfar con idea original y revolucionaria, con la que llevan soñando meses o años. Y es justo esta actitud la que hay que evitar, si algo aparece delante tuya por casualidad pero le ves un potencial de crecimiento, y compruebas que puede tener clientes, en ese momento hay que cambiar el chip y como buen emprendedor idear un plan distinto y comenzar a vender.

Hay algunos casos muy sonados actualmente, así que los dejo aquí recogidos por si quieres leer sobre casos de serendipia:

  • KH-7. Este un caso curioso, seguro que cuando empezaron a crear el detergente para su uso interno nadie pensó en crear una empresa. Ahora facturan mas de 50 millones de euros.
  • Puerto de indias. Este es un caso realmente de serendipia, algo que por error se convierte en un bombazo en ventas. El fundador de la marca lo reconoce abiertamente, como de la casualidad han creado una gran empresa y ya facturan millones de euros.

No es que el emprendedor ande buscando la suerte por las esquinas, si no que no la descarte nunca, que durante el proceso de emprender se le van a aparecer muchos fenómenos de serendipia, lo importante es que no los descartes, aunque sea algo distinto a tu idea, por eso he puesto el ejemplo de KH-7, dado que el de Puerto de indias es el descubrimiento de un producto nuevo, pero el del detergente es una industria nueva, nada relacionado con lo que hacían.

Como emprendedor debes estar abierto a la suerte, a la chiripa, y si ves que tienes algo que algunos clientes quieren, ahí hay negocio, deja otros modelos de negocios que no te estén facturando y céntrate en ese.