Emprender, cuestión de espíritu

emprender-cuestion-de-espirituEmprender, cuestión de espíritu, algo tan sencillo y a la misma vez algo tan difícil de explicar.

Me cuesta explicar si el emprendedor se nace o se hace, es algo con lo que no estoy de acuerdo, esta diferenciación, dado que he conocidos emprendedores de los tipos, los que nacen y los que se hacen, y por eso no estoy de acuerdo en esta división. Yo me considero mas del primer grupo, de los que nacen pensando en hacer cosas que sean útiles para los demás y que además ganes dinero.

Por eso cuando me preguntan sobre este tema siempre digo: “Emprender, cuestión de espíritu”, nada más, a un emprendedor se le ve en su lenguaje comunicativo que tiene espíritu para emprender, que no se excusa en cualquier tema para comenzar otro día, en que ve las debilidades como áreas en las que tiene que mejorar, en que plantea un empuje diario, sin pensar en sus limitaciones, en definitiva, es cuestión de tener un espíritu emprendedor, y lo explico.

Yo no veo a un explorador, a un aventurero, pensar en que puede fallar, en la lluvia, en los mosquitos, en los problemas del territorio que le pueden pasar, para no comenzar su marcha, es más, lo veo planificando cuando es la mejor época para partir, preparar que equipaje va a llevar y planificar lo que puede ser el recorrido ideal, pero sigue en todo momento con ese espíritu aventurero, no le falta, y cuando habla con uno de ellos se lo notas. Pues igualmente con un emprendedor, se le ve ese espíritu de progresar, ese espíritu que te lleva a seguir andando siempre mirando hacia delante, ese espíritu que hace soñar con un futuro, ese espíritu que ayuda pensar en un futuro mejor.

Es por esto que cuando me preguntan si un emprendedor nace o se hace recurro al espíritu, por que todos los seres humanos tienen el poder de intentar convertir sus sueños en realidad, lo que hay que hacer es no dejarse llevar por la negatividad. Si te faltan cualidades o conocimientos para emprender el camino se buscan colaboradores, como haría un explorador, buscar acompañantes, pero el espíritu emprendedor es el mismo.

No hay brújula para el emprendedor

emprender-cuestion-de-espirituNo hay brújula para el emprendedor, y el que diga lo contrario esta mintiendo.

Muchos emprendedores me preguntan por que camino deben seguir, y es en si una pregunta peligrosa, dado que nadie puede saber que camino debe seguir, dado que a diferencia del norte magnético,  que anda casi siempre esta en el mismo sitio, con una diferencia de algunos kilómetros, en el mundo del emprendimiento no existe ese norte, por lo que nadie te puede dar una brújula que te oriente en el camino de emprender.

Como ya he comentado muchas veces, hay cierto tipo de asesores que aseguran a los emprendedores que ellos tienen esa brújula, que saben hacía donde les orientan, pero la realidad es muy distinta, dado que ni ellos mismos saben hacia donde apunta la aguja.

Lo que si puede hacer un asesor es asesorarle con datos y experiencias reales, transmitir a los emprendedores sus errores cometidos, como se enfrentó a ellos y como los solucionó, y también puede ayudarles a dar consejos por si un emprendedor se encuentra en una situación parecida a la que el vivió y como la resolvió, aunque siempre cada caso tiene sus peculiaridades.

Muchas  veces venden la idea de que se dispone de la brújula, pero en realidad no hay brújula para el emprendedor, a veces es un invento para intentar sacarle dinero o participaciones de su proyectos por sus consejos.

Pero aún así yo me fabricaría mi propia brújula y construiría mi propio polo norte magnético, de tal forma que aunque no supiera bien el camino siempre andaría hacia donde me indicara la aguja. ¿Y cómo lo haría?.

  1. Fijaría una frase que definiera mi proyecto
  2. Marcaría el público objetivo
  3. Pondría los detalles básico de mi proyecto

Lo colocaría en un papel de forma visible en mi espacio de trabajo, después me fabricaría una brújula de papel, para poder tocarla, y cada vez que tuviera que tomar una decisión cogería la brújula con mi mano, pensaría en cual la dirección correcta mirando el papel. Normalmente nos desviamos en nuestro objetivo por que nos dejamos llevar por un viento pasajero, que aunque sople fuerte, es simplemente pasajero. Otra cosa es pivotar sobre la idea, que una vez intentado validar el modelo de negocio, descubrimos que no existe como tal, pero durante esta evaluación hemos mantenido el rumbo que indicaba nuestra brújula.

Aunque parezca algo estúpido, representar en papel los pensamientos y reflexionar sobre si vamos en la dirección correcta, es un buen método, si además esto lo representamos con una brújula creada por nosotros, puede ser una forma sencilla de no dejarnos arrastrar por los cantos de sirenas de todo el mundo que nos rodea, asesores, familiares, coaching, etc.

Las noches son para pensar

Las noches son para pensarLas noches son para pensar, o eso dice un estudio.

Según parece ser las personas inteligentes se duermen mas tarde, y aunque no puedo contradecir y aprobar este estudio quiero dar mi opinión.

Actualmente el día a día de una persona esta muy cargado de estímulos, de compromisos, y de tareas, ya sean grandes o pequeñas, que le roban mucho tiempo para pensar y reflexionar, es muy difícil en la sociedad actual, donde todo el mundo esta comunicado, donde interrumpir con una llamada, un mensaje o mediante cualquier otro medio, no esta mal visto. Las personas nos vemos interrumpidas por miles de estímulos, ya sean externos o internos. Por culpa de estos estímulos y estas interrupciones, las personas inteligentes no disponen de tiempo para practicar el deporte del pensamiento, de la reflexión.

Pienso que es por esto que las personas inteligentes aprovechan la paz y la tranquilidad de la noche para ser mas productivos, el silencio que les rodea, la falta de estímulos externos, y la carencia de interrupciones, les ofrece el marco ideal para poder comenzar a ser creativos y practicar el pensamiento. Es complicado de explicar sin ser científico, pero personalmente creo que es el mejor momento para poder avanzar en tus proyectos, pensar en opciones y reflexionar sobre los próximos pasos.

También recomiendo aprovechar los días festivos o de fin de semana, si has conseguido dormir bien y te levantas fresco, puedes acudir a una biblioteca, donde siempre hay silencio, o a algún refugio familiar donde no viva nadie, y allí poder pensar y reflexionar, ser creativo.

Es complicado explicarle a otras personas que necesitas este espacio y este tiempo, si no lo haces lo único que conseguirás es hacer todo el día de apaga fuegos, y cuando tomes decisiones seguro que copias a otras, dado que no te ha dado tiempo a reflexionar y pensar cosas creativas originales.

Conozco algunas personas que tienen la habilidad de desarrollar su creatividad en un ambiente hostil, de constante interrupciones, pero son muy pocas, y tienen un don especial que muy pocos disponen, la mayoría de nosotros necesitamos un tiempo de paz para poder ser creativos e innovadores.

Cuando un emprendedor me pregunta sobre como actuar en un momento dado, le explico que primero reflexione tranquilamente a solas, sin distracciones, que es así como va poder visualizar el futuro, pensar en varias soluciones y seguro que obtiene alguna idea propia y original.

Emprendedor, cuidado con la luna de miel

emprendedor-cuidado-con-la-luna-de-mielEmprendedor, cuidado con la luna de miel, y no es en sentido figurado, todos los emprendedores pasan por una luna de miel en sus proyectos, ¿Qué significa esto?.

Cuando comienzas un proyecto con nuevos amigos, socios, con ideas frescas y mucha energía, entras en una fase que denomino “Luna de Miel”, por hacer referencia a la que tienen los recién casados. Cuando dos personas se casan habitualmente viven una corto periodo de tiempo en un paraíso, como el de la foto que ilustra este artículo, es un viaje que también han estado preparando con tiempo, igual que un proyecto de un emprendedor, y que culmina el periodo de novios, igual que los emprendedores cuando están con amigos o socios planificando su idea.

Los primeros días de un proyecto es como una luna de miel, los recién casados con el proyecto se portan de forma excepcional, con optimismo, con mucho positivismo y normalmente muy felices, son los primeros días de una relación que en teoría tiene que durar toda la vida. En el ámbito de la empresa ocurre lo mismo, los amigos o socios se quieren unir para un proyecto que en teoría será el que marque sus vidas. Por eso utilizo este símil y aviso: Emprendedor, cuidado con la luna de miel.

Los emprendedores no se suelen dar cuenta de este periodo, dado que están enamorados de su proyecto y les cuesta ver la realidad, pero lo ocurre es que una vez pasado este tiempo de luna de miel viene la realidad, el día a día, la rutina del trabajo duro, de los días grises, de los problemas para conseguir clientes, ventas, en resumen, los problemas para que el proyecto salga adelante, y es cuando muchos caen en el error de recordar los tiempos de la luna de miel y echar en cara de sus socios que ya no actúan o no se comportan como tal. Hay que evitar este tipo de situaciones. La mejor manera es comprender que al inicio del proyecto todos los implicados se comportan como si estuvieran en una luna de miel, pero que después de un periodo, las actitudes y los compromisos se estabilizan, y comienza en día a día, y es ahí donde hay que saber gestionar el proyectos y a tus socios.

Para evitar que los problemas crezcan una vez terminada la luna miel, lo mejor es definir antes de comenzar las tareas y funcionalidades que va tener cada miembro del equipo, el compromiso en tiempo al proyecto, de esta manera no se desvirtúa con la luna de miel, dado que suele ocurrir que en un principio todos dediquen mucho tiempo y sacrificio, pero con el paso del tiempo su aportación disminuya. Si esta acordado previamente que la aportación de un miembro del equipo sería de 30 horas semanales, y al inicio aportaba 50, no pasa nada cuando vuelva a la normalidad de las 30, lo normal es que en la fase de luna de miel inicial de más de lo que se había comprometido, pero si todos son conscientes de que una vez pasado este periodo disminuirá su carga, no pasará nada, ni nadie podrá reprochar su actitud.

Otra cosa distinta es que aporte menos de lo acordado, entonces es cuando hay que actuar con este miembro del equipo y arreglar los problemas.

Lo normal es que una vez finalizada la luna de miel, y aumenten los problemas, decaiga la moral del equipo, dado que es muy difícil conseguir los primeros objetivos, y menos en las fechas que inicialmente se estimaron. Esta actitud apenas debe durar, es simplemente un pequeño ajuste que va desde la luna de miel a la realidad del día a día.

Emprendedor, sigue soñando como un niño.

emprendedor-sigue-son%cc%83ando-como-un-nin%cc%83oEmprendedor, sigue soñando como un niño. No dejes nunca de soñar, por que a veces se nos olvida que una vez fuimos pequeños y que estábamos siempre soñando.

Son los sueños los que te hacen seguir adelante, la gasolina que te permite avanzar en tu idea.

No entiendo a las personas negativas, las que siempre le ponen peros a algo. Hay un grupo de seres que pululan por el mundo buscando siempre la parte negativa de tu sueño, básicamente para que lo entierres, te olvides de él y que vuelvas a ser una persona sin sueños, como ellos. Pero debes alejarte de ellos.

Básicamente un emprendedor lo que quiere hacer es realizar un sueño que ha tenido, si además, este sueño se convierte en su medio de vida, es todavía mucho mas gratificante conseguir el objetivo. Pero el primer objetivo es conseguir realizar un sueños que ha tenido, si un emprendedor lo único que busca forrarse,  para mi no es un emprendedor, es un buscador de fortunas, no tiene un espíritu emprendedor como tal, si no uno lucrativo. Para mi un emprendedor es una persona que sueña con hacer cosas y vivir de ello, pero siempre como una consecuencia de hacer algo que soñado.

Cuando nos vamos haciendo mayores perdemos la ganas de soñar y más todavía de contarlo, parece que somos tontos contado nuestros sueños, pensando como seríamos si estos se cumplieran. Y sin embargo, cuando vez la caras de los niños que cuentan sus sueños, es de felicidad, de ilusión, de ganas de realizarlo. Esta es la cara de deberíamos tener cuando contamos nuestros sueños.

Otra cosa es la realidad, podemos tener muchos sueños, y debemos contarlos,  pero luego tienen que pasar por el filtro de la realidad. Mi sueño, por ejemplo, es tener una tienda de ropa de color verde, solo de este color, me encanta el verde, y una tienda entera de verde tiene que ser un sitio muy chulo. Pues la realidad me dice que es una idea muy mala y sin sentido, que si invierto dinero en abrirla casi seguro que fracasaría, al no aportar un valor añadido distinto al que puedes encontrar en otras tiendas, que ya tienen cosas verdes en sus estanterías.

Hay que pasar por el filtro de la realidad los sueños a la hora de emprender, si no quieres emprender, no ganar dinero, y realizar tus sueños, pues adelante, monta tu tienda verde, pero si lo que quieres es tener un negocio y vivir de el, lo que debes hacer es pasar por el filtro de la realidad, acudir a buenos profesionales y que estos de ayuden a ver que sueños puedes emprender.