La guerra de las patatas

la-guerra-de-las-patatasLa guerra de las patatas es una frase que suelo usar bastante, sobre todo, cuando me viene un emprendedor a contarme sus batallitas y a justificar por que no le van bien las cosas.

Cuando el emprendedor comienza a contarme el porque no van bien las cosas, y cuando comienza su relato parece que me está contando el argumento de la Guerra de las Galaxias. Unos malos malísimos, que suelen vestir de negro que solo han venido a a este mundo a destruirle para siempre, y él, un salvador del universo, vestido de blanco y que tiene super poderes, pero que ha sido injustamente tratado por el imperio.

Como siempre digo, esto es exagerar mucho cada caso, pero en general, mirándolo por encima me recuerda a esa película, incluso muchas veces no falta el contrabandista que le ha engañado, prometiéndole unas gangas por una ridículas comisiones, que luego no son realidad.

A mi todo esto me suena a la “Guerra de las patatas”, es decir, a buscar un malo malísimo para justificar el no poder alcanzar el éxito.

Hay que tener mucha autocrítica para reconocer todos los errores que cometemos, y valorar que hemos llegado a éste punto por nuestras propias decisiones. Cuesta mucho asumir que todo se debe a nuestras elecciones, pero la realidad. Es verdad que la suerte existe, que a veces puede cambiar el rumbo de forma drástica, pero si eso no sucede, no podemos crearnos películas para dar cobertura a nuestro fracaso, y menos películas que parecen guiones de cine.