El libro negro del emprendedor

Este libro es de lectura obligatoria para cualquier persona que quiera emprender un nuevo proyecto. Fernando Trías de Bes ha realizado una obra muy completa, no por su extensión, si no por su contenido. Analiza en el libro de forma detallada todos los aspectos que se deben tener en cuenta antes de comenzar a lanzarse a la aventura de emprender.

A todos nos cuesta negar la realidad y en este libro se hablan de muchas verdades, de los errores mas comunes en los que caemos todos los emprendedores. Cuando escuchas a Fernando explicar el por que escribió este libro, entenderás el por que todo el lo que lo lee comparte su opinión, aunque luego no siguen sus principios.

El libro negro del emprendedor es una guía rápida por las razones que hacen que un emprendedor fracase, explicadas de forma amena, sencilla y directa, como el mismo dice, “es como si fuera un combate de boxeo donde le va dando golpes al futuro emprendedor en cada capítulo sin ningún tipo de contemplación”.

El libro pone al futuro emprendedor ante la realidad, quitando esa capa de que todo es muy bonito, que emprender es divertido, y se asienta en la realidad de que no estamos preparados para emprender, que buscamos motivaciones erróneas, que nos asociamos mal y que cometemos un montón de fallos más que nos van a llevar directamente al fracaso, como ocurre casi siempre, afirma que “el 95% de las iniciativas de negocio fracasan antes del quinto años”.

El libro es de lectura obligada, sobre todo por que hay pocos libros tan originales y como este contenido, y no por su antigüedad pasa de moda, dado que habla de pautas de comportamientos que se repiten continuamente.

 

El efecto 22 de diciembre

efecto-22-de-diciembrePor desgracia, he encontrado casi siempre una reticencia a contratar entre empresas jóvenes o profesionales que comienzan su andadura, esta reticencia viene muy alimentada por la envidia, sobre todo, a que si tu vecino que comenzó al mismo nivel que tú crezca empresarialmente mientras tu proyecto no arranca. En los niveles de inicio de cualquier empresa se buscan muchas sinergias, pero se encuentran muy pocas.

La envidia hace que si dos empresas, que incluso comparten espacio en una aceleradora o edificio, no se apoyen con contratos o carga de trabajo, dado que entonces se piensa que se le está ayudando a crecer. Para explicarme en esta afirmación utilizo el titular de este artículo, es la frase que explica el concepto.

El veinte dos de diciembre en España se celebra la lotería de navidad, es el sorteo mas importante del año y donde los premios son mas grandes. Los jugadores se gastan mucho dinero con la esperanza de que le toque el mejor premio, que se llama el gordo. Ese día los telediarios abren las noticias con las imágenes de los afortunados millonarios, esparciendo cava delante de la administración de lotería mientras se dan besos y abrazos. El resto de jugadores no agraciados se encuentran delante del televisor compartiendo la alegría de los premiados.

Hasta aquí el ritual anual se repite con normalidad todos los años, pero siempre hay una muy pequeña parte de jugadores que prefiere quemar el televisor, son aquellos vecinos y próximos a los que no les ha tocado, aparte de no querer ver a sus vecinos celebrando su fortuna en la televisión, les entran unas ganas de salir a la calle a quemarles el coche y que su perro haga caca en su puerta.

Cuando se trata de dinero que ayuda a una empresa muy próxima a crecer, es muy difícil que un vecino te contrate, igual que con la lotería, la proximidad tiene un aspecto positivo de colaboración y ayuda, pero casi siempre que no haya dinero de por medio, en ese momento, muy pocas personas se convierten de verdad en participativas, dado que tienen que contratar a su vecino y ayudarle a crecer.

Por desgracia este efecto de 22 de diciembre ocurre muchas veces, sobre todo a niveles iniciales de proyectos y empresas. Personalmente lo he vivido en dos centros distintos de aceleradoras de empresas, donde ninguna de las empresas allí contrataba a otra, si no que siempre casi todas ellas contrataban proveedores externos. No hay que caer en extremos, no siempre es así, pero en verdad es un síntoma generalizado, que se palpa en el ambiente de estos centros, reina mas la envidia que la colaboración, que no quiere decir que no exista, si no que es más difícil encontrarla.

Controlas los medios no el resultado

controlas-los-medios-no-el-resultadoEn una negociación controlas los medios no el resultado. Una de las obsesiones que se suele tener en cualquier negociación es visionar unos resultados precisos y cuantificables. Esta visión se lleva a la reunión y se negocia necesitando llegar a cerrar los resultados previos estimados, dado que normalmente ya hemos tomado otras decisiones previas en previsión de los resultados estimados.

Cada vez que tenemos una reunión, ya sea por temas laborales, personales o de otra índole, debemos tener muy claro no podemos contra controlar el resultado de la misma, desconocemos como va a finalizar la misma, aunque tengamos una visión aproximada.

Lo que si podemos controlar son los medios que nos puedan llevar a obtener los resultados previstos antes del encuentro. Disponiendo de todos los medios necesarios para intentar garantizar un resultado lo mas aproximado a lo que queremos, es muy probable que tengamos éxito en la reunión.

 ¿Qué podemos controlar?

Lo primero y no menos importante es el lugar donde se celebre la reunión, podemos controlar donde queremos que sea el encuentro, un espacio donde ambas partes estén cómodos. También la hora y las personas que acudan a la misma.

También podemos controlar las dudas e inconvenientes que surjan en el planteamiento inicial, dado que si estudiamos previamente estos aspectos, y encontramos la solución adecuada, disponemos de la herramientas de respuesta cargada. Es imposible poder predecir todas las preguntas, pero si estudiar las que son claves, y ser sinceros  con las que no sepamos, relegando a dar la documentación una vez finalizada la reunión.

A partir de este momento la negociación ya se va escapando del control, y en este momento no debemos mostrar necesidad, si no que queremos llegar a un acuerdo, pero no podemos demostrar necesidad, dado que entonces estaremos a manos de la otra parte, que ve esta necesidad y aprieta todo lo que puede.

Trabajando en mi nuevo blog

blog-personalEn estos momentos me encuentro trabajando en mi nuevo blog personal, no soy novel en estas lides, pero si es el primero que enfoco a unos contenidos destinados a emprendedores, empresas, mi entorno laboral y mis experiencias personales en cada situación.

Espero saber transmitir mis reflexiones y pensamientos en este espacio de forma clara y sencilla, tanto de temas de actualidad, como de mis lecturas o los sucesos que me ocurren todos los días.