Archivos de la categoría: Otros temas

La universidad no camina con la sociedad actual

La universidad no camina con la sociedad actualLa universidad no camina con la sociedad actual, y eso se refleja muy bien en este artículo publicado en El Mundo.

Llevo mucho tiempo diciendo que existe una gran falla entre la Universidad y la empresa, y que deberían ser estos primeros lo que tendieran puentes para superar este distanciamiento.

Hay muchos indicios de lo que esta ocurriendo en la universidad, estos son algunos de los que enumero y también se dicen en el artículo:

  1. Los profesores no han tenido experiencias previas en empresas: Raramente un profesor se ficha de una empresa privada, suele comenzar su carrera formadora nada más terminar la universidad e ingresar en un departamento. Sin haber estado varios años en la empresa privada, donde podrá valorar mejor los conocimientos adquiridos y como los ha utilizado. Este salto directo de ser alumno a formar parte de un departamento les hace distanciarse mucho de la realidad del día a día de una empresa.
  2. La metodología de clases ha cambiado: Ya no vale con dar clases magistrales, dado que actualmente todo el contenido es de fácil acceso, y se puede estudiar sin necesidad de acudir a esas clases magistrales. Ahora esas clases magistrales deben ser mas de desarrollo de aptitudes que de demostrar conocimiento.
  3. Más práctica y menos teoría: En este caso la universidades van cambiando poco a poco, si están haciendo avances. Las carreras cada vez deben ser mas prácticas y menos teóricas, siendo el profesor un canalizador de conocimiento hacia la práctica que un impartidor.

En genral, tal como recoge el artículo, la universidad española debe ir cambiando su manera de ser, de gestionar los conocimientos y los recursos que tiene. Los profesores tienen que ser mas coach que oradores, y saber que lo más importante ahora es conseguir que sus alumnos desarrollen sus aptitudes y estás estén rodeadas de conocimientos básicos.

Deberían eliminar esos privilegios que tienen los profesores, y que estos pasaran a ser empleados como en cualquier empresa, así aprenderían a formar como futuros trabajadores a sus alumnos, sabiendo empatizar como ellos lo que es trabajar en una gran empresa.

Las cosas que se ven por Google Analytics

Las cosas que se ven por Google Analytics no son ni medio normal, y aquí explico por que:

las-cosas-que-se-ven-por-google-analytics las-cosas-que-se-ven-por-google-analytics-2

 

 

 

Revisando la herramienta de Google me encuentro con que me han visitado de Rusia, no tengo nada contra ese país, pero me parece extraño, dado que escribo en español y no hago ninguna publicidad de mi blog, por lo que mis lectores son gente de mi alrededor, que además ya tengo analizados en otras estadísticas.

Pues me encuentro con un volumen alto de visitas de Rusia y cuando voy a ver el idioma me aparece un mensaje a favor de Trump. Increíble. Tanto que he tenido que poner las capturas para que se compruebe que es verdad.

Los que no entienden mucho de Analytics se sorprenderán las artimañas que hacen empresas por aparecer en estos resultados, un spam muy selectivo pero que es efectivo, dado que te tienes que molestar en bloquear esas direcciones URL y esos accesos, y todo este tiempo te estás acordando de esa empresa.

Muchas veces me llegan visitas de empresas que me ofrecen sus servicios de optimización, venta de usuarios y visitas, etc. Y utilizan este canal para anunciarse, lo que no entiendo es como Google no los filtra a la primera, y no me hace perder el tiempo teniendo que limpiar este tipo de visitas, que al final no único que hace es desvirtuar tu análisis de datos.

Certificaciones de Google Partners

Si quieres obtener las Certificaciones de Google Partners es un proceso muy sencillo. Lo primero que tienes que haces es unirte a su red de Partners.

certificaciones-de-google-partners

Una vez que te das de alta aparece un menú donde puedes ver los dos tipos de certificaciones que tienen actualmente: Adwords y Analytics.

Para examinarte de Adwords tienes que pasar un examen general, bastante sencillo si conoces las herramientas de Google, si no, necesitarás una semana intensa de estudio. Y luego te examinas de una de sus cinco categorías específicas. El estudio de estas categoría requiere un poco más de tiempo. Los exámenes son online y tienes dos horas para realizarlos, tiempo suficiente si conoces la materia. Son exámenes muy prácticos, por lo que si controlas bien la teoría podrás responder a las preguntas sin problemas. Normalmente te piden un 80% de aciertos sobre 100.

El examen de Analytics es único, y al igual que el anterior, es bastante sencillo si controlas bien la herramienta y has dedicado unos días al estudio.

Aparte de los exámenes, estudiar estos exámenes te vendrá muy bien, sobre todo por que refrescas conocimientos, aprendes aspectos que desconocías o que no usabas habitualmente, y te actualizas en las herramientas. Si quieres gestionar bien las cuentas de tus clientes es básico sacarse estas certificaciones.

Tiene un aspecto muy bueno, que deben renovarse cada año, así sabes de primera mano que los Partners siempre están al día y no pueden descuidar su formación continua.

 

Todos somos los mejores

todos-somos-los-mejoresTodos somos los mejores, es una frase muy recurrente que le suelen decir las empresas a sus clientes.

Y el problema de esta frase es que tiene parte de verdad y parte de mentira, y al final, lo único que consigue es sembrar la duda en el cliente. No hay representante o comercial de una empresa, que intentando vender su producto o servicio no diga que son los mejores en tal o cual calidad de su oferta, siempre se meta la frase somos lo mejores haciendo…

Los clientes después de varias visitas de representantes del sector, donde todos dicen mas o menos lo mismo, se encuentra muy confundido, por que como decía antes. todos tienen parte de razón, dado que sienten a su empresa como la mejor en algunas cualidades, lo que no significa que en realidad sean la mejor. Estas empresas están en grupo de nivel igualado, como por ejemplo los restaurantes, es difícil decir mi restaurante es el mejor haciendo este plato, lo normal es que sea de los mejores, pero que este en igualdad con otros, aunque en el restaurante piensen que son los mejores y se lo digan a sus clientes.

En este caso lo mejor es decir que están dentro del grupo de líderes, como las marcas de coches, yo veo a muchas iguales dentro de cada gama, cada una con sus cualidades especiales, pero no puedo destacar a ninguna como la mejor, y no se debe caer en este error.

Si una empresa esta ofreciendo sus servicios o productos, lo que debe hacer es resaltar sus valores, lo que ofrecen a los clientes, y si resulta que su propuesta encaja con la del cliente, será entonces una relación fructífera. Por que conseguir un cliente engañando en tus valores es un fracaso futuro, más tarde o más temprano acabar en una relación rota.

De nuevo con la lista Robinson

de-nuevo-con-la-lista-robinsonDe nuevo con la lista Robinson, y no es la primera vez que escribo sobre esto. Y es que parece que todavía mucha gente no entiende la utilidad de esta lista Robinson.

Desde que comencé a usarla ya no me llaman vendiéndome cualquier cosa, mi teléfono solo suena para temas personales o empresariales, pero no sufro de llamadas comerciales a horas intempestivas. Y aunque parece un milagro es muy fácil hacerlo.

Basta con acudir a la pagina web: www.listarobinson.es , darle al botón de acceder y comenzar a usar el servicio, que es totalmente gratuito. La página es muy sencilla de usar y puedes poner varios números de teléfono, el del móvil y el de casa, por ejemplo, y luego co,unicar a una empresa en concreto que dejen de llamarte.

El efecto de la lista no es solo para que no te llamen, que una vez este año me ha ocurrido que me han llamado para temas comerciales, si no para también explicárselos a comerciales que pasan de la lista, pero que en este caso se están jugando una fuerte sanción como vuelvan a llamar. La vez que me contactaron para temas publicitarios les indiqué que mi teléfono estaba en la lista Robinson, y que como que ellos no tenían acceso a la misma, si es de obligatorio cumplimiento para las empresas, en ese momento me colgaron el teléfono y no han vuelto a llamarme.

Aunque parezca mentira, cada vez que explico la existencia de esta lista en una charla o conferencia casi nadie la conoce, parece ser que no interesa que se haga pública. Pero es la mejor manera de vivir tranquilos sin ser acosado por las empresas de publicidad masiva que te llaman a las peores horas del día.

Cada vez son mas la regulaciones que quieren hacer con este tipo de ventas comerciales, pero aún así, siempre hay argucias legales que buscan las empresas para seguir llamándote, como apuntarte a listas de avisos sin darte cuenta, o hacerte participar en sorteos donde les das permisos para que te llamen luego comercialmente ofreciéndote otros productos.  Pero no hay problemas, si has dado tu consentimiento sin darte cuenta, es tan sencillo como volver a la lista Robinson y poner a esa empresa para que le comuniquen que te den de baja de nuevo, esa comunicación no podrán rechazarla.

Conferencia para levantarte el ánimo y crearte ilusión

Me gusta Emilio Duró, y por eso pongo esta conferencia para levantar el ánimo a los emprendedores y renovarles su ilusión en sus proyectos.

No soy fan de coaching, pero es bueno acudir a este tipo de charlas de vez en cuando, sobre todo cuando te cuentan una historia bonita, con humor, y donde el hilo narrativo te mantiene todo el tiempo atento.

Este tipo de conferencias además te permiten volver a tu casa o a tu proyecto con más ilusión, te recargan las pilas y te dan energías para seguir adelante.

Otro aspecto que me gusta de Emilio es que salta esa frontera entre emprendedores jóvenes y personas mayores no nativas digitales, en la conferencia parece que es tu compañero, tu colega, y eso hace que te llegue mejor el mensaje.

Disfrutar el vídeo.

 

No es época de apuntarse al gimnasio

no-es-epoca-de-apuntarse-al-gimnasio No es época de apuntarse al gimnasio, y ahora explico muy bine por que.

Cuando comienza el año muchas personas se hacen propósitos, entre ellos el de hacer ejercicio y perder peso, o hacer ejercicio para estar más en forma, cualquiera de las dos opciones me es válida. Pero resulta que en verdad esta es la peor época para apuntarse a un gimnasio, es en la época en que menos vale tu inversión, junto con septiembre, pero a diferencia de este, en España en esta época hace frío y estamos ya metidos en el curso estudiantil.

Apuntarse por tanto en enero significa que por el mismo dinero, quitando ofertas puntuales de inscripción que hacen algunos gimnasios, habrá más gente, tendrás q veces que esperar para usar máquinas o apuntarte a clases, las duchas estarán mas completa, en definitiva, que por el mismo precio en otros meses disfrutarás mas de lo que te ofrece el gimnasio.

Es por eso que mejor esperar pasar unos meses, que venga el buen tiempo y que los días sean mas largos. Y esa es la otra pega de esta época, el frío te hace ser más perezoso, te cuesta mas salir de casa, andar por la calle, por lo que tu fuerza de voluntad se verá disminuida, si te apuntas en septiembre, aunque en el gimnasio haya más gente, el tiempo es mejor, los días mas largos, y tu fuerza de voluntad se resistirá menos.

Otro aspecto importantes son los hábitos del día a día, si comienzas en septiembre puedes cambiar el calendario, dado que te adaptas a las obligaciones a la vuelta del verano, clases particulares, talleres, actividades de los hijos, etc. Puedes meter el gimnasio dentro de esa programación del curso. Pero si empiezas en enero te ves ya más obligado a cambiar esa rutina semanal, algo que vuelve a menoscabar tu fuerza de voluntad.

Por eso recomiendo que se empiece el gimnasio con el buen tiempo, pasado abril, y que comiences a encajar esta actividad con tu calendario habitual, y que por supuesto no vaya asociado a otro objetivo, por ejemplo la dieta, ya que esto te haría mantener una tensión demasiado fuerte al principio, y si fallas en alguno de los dos propósitos caerá el otro por su propio peso.

Y hablando de forma emprendedora, por el mismo dinero, en enero mi retorno de inversión es menor, por lo que debería pensar en hacerla en otro momento. Es por ello que como en todas las facetas de la vida, no hagas las cosas cuando todo el mundo lo hace, espera los momentos valle, donde tu inversión de tiempo y dinero te de más retorno. E igual que con la dieta, no mantengas dos objetivos tan ambiciosos a la misma vez, esto te obligará a tener una fuerza de resistencia mayor, y a que te sometas a mayor presión, y si por cualquier circunstancia cedes en algunos de los objetivos el otro se resentirá,  cuando si hubieras planteado los objetivos de uno en uno, si cae el primero el segundo seguirá intacto y tu voluntad de llevarlo a cabo será mayor.

Los días grises también tienen su lado bueno

los-dias-grises-tambien-tienen-su-lado-buenoLos días grises también tienen su lado bueno, y te voy explicar el porqué.

Los días grises, esos en los que todo parece que se viene encima, que no parra de lloverte problemas y que no das pies con bola, lo mejor es escaparte de tu rutina diaria, y hacer dos actividades que frecuentemente no practicas:

  1. La autorreflexión: Parece absurdo, pero la realidad es que el día día te come cualquier tiempo de tranquilidad, y además tendemos a rellenar los espacios vacíos con otras cosas, aunque sean bobadas, no nos gusta tener tiempos muertos para reflexionar. Por eso si tienes un día gris, aprovecha para sentarte en un banco y autorreflexionar. Piensa en algunos fallos que hayas tenido y que puedas mejorar con algo sencillo. La autorreflexión es muy importante, y muy pocas veces le dedicamos tiempo, gastamos muchos mas esfuerzos en lamentarnos que en pensar sobre lo ocurrido y buscar como repetir el error la próxima vez.
  2. Rebaja tu estrés: Si estas en uno de esos días que no te sale nada, baja tu estrés, es una buena oportunidad para dar un paseo, cambia la rutina de vuelta a casa, y hazte una lista de cosas sencillas o pequeñas que debes comprar. En el camino de vuelta realiza estas compras mientras paseas. Al final has conseguido hacer deporte, tomar el aire y completar tareas pequeñas.

Estos dos ejemplos de que hacer en un día gris son una manera de volver con mas energía al siguiente, y es que no siempre podemos estar pletóricos y en forma, el cuerpo también necesita descansar y pensar. Cuando explico estos concepto utilizo un ejemplo muy sencillo: Los médicos. Un médico podría estar todo su horario laboral operando a pacientes, por ejemplo, pero esto es físicamente imposible, después de cada operación, donde está en tensión jugándose la vida de un paciente, debe tener un periodo de relajación, de descanso, reflexionar sobre como le ha ido la operación, y de hacer tareas sencilla, tomarse un café, pasear por las habitaciones de los enfermos, etc. Es un ejemplo que ilustra, que no todos los días puedes estar a tope, que algunos estarás mas cansado, por ejemplo después de una entrega o de presentar algo a un cliente, ese estrés acumulado afecta y hay que mitigarlo.

Así que cuando tengas días grises no te los tomes a mal, aprovecha para liberar el estrés, varias tu rutina y hace pequeñas tareas que tengas pendientes. No te sientas culpable por no ser productivo ese día, ya lo has sido los anteriores, y como en ejemplo que te exponía, es normal que tengas momentos de cansancio y que estés mas bajo de ánimos, no se puede estar siempre al cien por cien, el cuerpo y la mente necesitan también momentos de reposo y distracción.

 

Resolver pequeños problemas

Resolver pequeños problemas, es la mejor manera de comenzar una Startup. Y esto lo pienso cada vez que escucho a un emprendedor contarme su proyecto que va a resolver un gran problema. Hay una tendencia en todo emprendedor en pensar en resolver grandes problemas con escasos recursos, cuando lo mas efectivo suele ser resolver pequeños pequeños problemas que luego te lleven a resolver otros mas grandes.

A los emprendedores les cuesta bastante pensar en resolver pequeños problemas, sobre todo por dos grandes motivos:

  1.  Resolver pequeños problemas es mucho menos vendible que resolver los grandes. A la gente no le parece tan asombroso lo que estas haciendo como si cuentas una idea para resolver un gran problema.
  2. Intentar resolver grandes ideas te hacer pensar que eres el nuevo Alexander Fleming.

Yo siempre digo que hay que pensar a lo grande, que sino se piensa a lo grande no puedes alcanzar metas grandes, pero eso no quiere decir que tienes que resolver problemas grandes, puedes resolver pequeños problemas pensando a lo grande. La primera webcam que existió se hizo por que los informáticos no querían ir a la máquina de café y encontrársela vacía, algo tan sencillo les llevo después a un gran proyecto, pero empezaron por algo pequeño, solucionando algo sencillo. Es un claro ejemplo de lo que quiero exponer c un emprendedor cuando le explico que pueden empezar por resolver pequeños problemas, que es mas barato, mas sencillo y que desde ese punto pueden crecer para resolver uno mas grande.

El dilema es que no veo a un emprendedor explicando su proyecto en un evento a los asistentes diciendo que su problema es la máquina de café, y que su proyecto lo esta diseñando para resolverlo. Pero en verdad es el mejor inicio para un proyecto mas grande , el mejor inicio por que suele ser una solución sencilla, fácil de hacer y en un corto periodo de tiempo. He visto a muchos proyectos fracasar por que querer abarcar el problema grande y después de varios meses abandonar por no llegar ni siquiera a poder lanzar el proyecto.

Yo mismo he caído en este error varias veces y cuesta no volver a caer, por que es muy vendible hablar de grandes soluciones a todos los demás, pero hay que contener esta euforia inicial del proyecto y sentarse a pensar en solucionar algo mas simple y sencilla. Además, normalmente las grandes soluciones solo se pueden llevar a cabo por grandes corporaciones, y si eres una startup, o llegas a un acuerdo con estas empresas mientras estas en el desarrollo o no conseguirás salir adelante. Necesitas a grandes empresas que puedan financiar con su red comercial la implantación del proyecto.

Aprender de House of Lies

Aprender de House of Lies es posible. Si quieres ver una serie para entender como se juegan en las reuniones con clientes, esta es tu serie.

Se puede aprender de House of Lies, con matices, muchas cosas, entre ellas:

  • Que en el mundo de la empresa todos son unos tiburones, curiosamente como los que aparecen en la imagen.
  • Que en el mundo de la empresa todos piensan primero en si mismos y luego, si es posible, en los demás, incluyendo sus propios compañeros.
  • Que quien de verdad te puede hacer daño es quien   tienes mas cerca y se considera tu amigo.
  • Que en todas las empresas, sean grandes o pequeñas, tienen los mismos problemas y sufren las mismas dudas.

La serie comienza bien, dando lecciones sobre ventas, reuniones y como se negocia con clientes, propone de forma burda y simple las estrategias de ventas, pero que en verdad son bastantes efectivas, aunque no se deben ejecutar de forma tan directa como hacen en la serie, supongo que lo harían por que así es como se enteran los espectadores. Si sabes leer mas allá de los ejemplos toscos, puedes profundizar mas en lo que de verdad quieren transmitir.

Como toda serie, tiene muchos estereotipos, pero los personajes están bien conjuntados, representando a todos los miembros de un equipo comercial y de gestión de un cliente. También es curioso ver los distintos tipos de industrias y clientes que tratan. Esto demuestra la realidad de toda empresa, que en verdad tiene muchos perfiles distintos y que hay que saberse adaptar a ellos manteniendo siempre el objetivo principal.

Como entretenimiento es correcta, no es precisamente una gran serie para mi gusto, pero se puede aprender de House of Lies si estas interesado y te gusta el mundo de la empresa. Siempre que leas un libro o veas una serie puedes aprender algo, sacarle algo positivo al entretenimiento.

También creo que la serie ha ido perdiendo calidad con las siguientes temporadas, los personajes y la trama se estiran mucho.