El gran error del ego

El gran error del ego que todos cometemos es el siguiente: Siempre creemos que podemos hacerlo mejor que otros. Y no es una percepción interna nuestra, es que normalmente se lo decimos a los clientes de una forma tajante y segura. Y para ello van algunos ejemplos reales de “El gran error del ego”:

  1. El manobras: Es muy típico que una persona que llega a tu casa vea el trabajo de otra y diga: “Que chapuza, los que te han hecho este trabajo eran unos novatos”. Esta frase la dice con mucha seguridad la asienta en una máxima, si el cliente le ha llamado a él es que no ha terminado contento con el trabajo que le hizo la otra persona, de todas maneras que este tipo de frases le dan la razón al propietario de la casa, y este se siente mas seguro con la nueva persona que ha venido, que le comprende y que ve que es una chapuza como él, lo que han hecho los anteriores. Es muy típica esta situación, además el cliente nunca sabrá de verdad si el nuevo trabajo que le hacen es mejor o peor hasta que se vuelva a estropear o tener problemas.
  2. El técnico: Otra gran frase que suelen usar los técnicos cuando ven un proyecto creado por otro cliente es la siguiente: “Tendremos que empezar de cero, no nos sirve nada de lo hecho”. Con esta afirmación lo que están diciendo es que lo anterior esta mal hecho y es antiguo, que lo mejor es empezar de nuevo. Para ello se apoyan en datos técnicos que confirman que la nueva versión será mucho mejor que la anterior y que esto además será mas barato que arreglar lo que ya hay.
  3. Yo lo hago todo mejor: Muchas personas cuando hablan siempre tienen una mejor solución, como si lo que le presentan no es válido ni bueno. Son personas que siempre argumentan que hay mejores soluciones que las que se proponen, pero raramente se ponen a hacerlas, se quedan solo en las palabras.

 

Últimamente me han contado varios emprendedores y empresarios lo mal que lo han pasado con este tipo de profesionales, que creen que lo hacen siempre mejor, y El gran error del ego les ha llevado a una situación difícil, por que han perdido tiempo y dinero. Una pérdida que el profesional no va a reconocer y que por supuesto no va admitir que se ha equivocado.

El problema viene en verdad por que cuando un emprendedor o empresario recurre a otros profesionales, es por que no ha quedado satisfecho con los anteriores, pero el no quedar satisfecho con los anteriores no significa que los nuevos lo vayan a hacer mejor o de forma más óptima, lo van a hacer de forma distinta y normalmente criticando todo el trabajo anterior. Y por eso lo llamo “El gran error del ego”. Muy pocos le dirán que no pueden mejorar lo que hay o que en verdad les han hecho un buen trabajo aunque no se los parezca.

Todos pensamos que lo podemos hacer mejor, y es normal, el ser humano es optimista y se sobrevalora, pero cuando se trata de empresas y se juega dinero, es mucho mejor hacer una buena reflexión y estudio con los clientes antes de poder lanzar este tipo de afirmaciones tan contundentes.

Una respuesta en “El gran error del ego

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *