Cursos y más cursos

La formación online viene siendo una realidad muy asentada desde el inicio de aquella famosa web de Emagister.

El problema que se le plantea actualmente a los alumnos es el siguiente:

  • Gran variedad de cursos, tienden ya al infinito
  • Precios muy dispares, desde 10 € mes hasta miles de euros
  • Compiten al mismo nivel :páginas de entidades reconocidas, páginas de Startups, páginas de profesores personales, páginas de recursos, etc.
  • Desconocimiento del tema, por lo que te dejas llevar por el que mejor presentación tiene.
  • Compra de comentarios falsos, que existen mucho más de lo que la gente cree

Al final hacer un curso online conlleva mucho más riesgo del que parece, sobre todo si vas a invertir tus ahorros.

La captación más importante que el contenido

El gran problema que tienen todos los que ofrecen cursos, es que tienen que captar a sus alumnos dentro de ese gran ruido que hay en internet, por ello están a priori más centrado en el proceso de captación y fidelización que en el de ofrecer un contenido de calidad.

Por eso hacen landing pages muy curradas con fotos muy atractivas, de este tipo.

Nada más ver la felicidad de estas alumnas, parece que todo es muy sencillo, a lo que le añadimos mensajes muy orientados a la captación del alumno y al final conseguimos que el alumno se apunte y pague el curso.

Esto siempre ha sido así, antes se hacía con carteles pegados por la ciudad, publicidad en revistas y periódicos, esto no ha variado, pero este gasto solo se lo podían permitir entidades con un buen presupuesto, el problema es que ahora con cualquier web podemos hacer una página de presentación muy bonita, que los alumnos piquen y entren y luego el contenido sea muy malo, que no valga lo que ha pagado.

Entonces el diseño y el montaje te puede llevar a que entres en un curso que en verdad puede que nos ea tu ideal o que te aporte lo que esperabas.

Test previo

Lo primero que deberían tener estas plataformas es un test previo gratuito, para que el alumno pueda evaluar el nivel que tiene, el nivel que le van a ofrecer y si de verdad es su curso ideal.

Muchas veces el dinero que tiene un alumno es muy justo, no suele estar trabajando y busca formarse mejor, o si esta trabajando no le he fácil desprenderse de sus ahorros si el curso es caro.

El problema de hacer un test previo es que se descartaría mucha gente, y eso no les conviene a los que venden cursos.

Periodo de prueba

Otro aspecto es que el alumno tenga un periodo de prueba, por ejemplo un mes, que vea el contenido, cómo se da la formación, la preparación de los profesores, los sistemas telemáticos con los que va a trabajar.

Es importante que vea el entorno donde va a realizar el curso.

Volvemos a lo mismo, si el curso es cutre o de contenido malo, el alumno se saldrá y no pagará nada, por lo que a los que ofrecen cursos malos, desactualizados o de poco valor no les interesa un periodo de prueba.

Si hay cursos que ofrecen esta opción, pero son son algunos por ahora.

Leer recomendaciones en otros sitio o foros

No tte creas los comentarios que ponen en las propias páginas web de los cursos o en sus redes sociales, suelen estar manipuladas o filtradas, de tal forma que siempre vas a escuchar opiniones positivas.

Si un curso en el que han participado 50 personas, hay tres que lee ha encantado o les ha servido para encontrar trabajo, serán las que pongan sus opiniones, aunque no son falsas ni manipuladas, serán las únicas que veas, seguro que no veras las de las otras 47 que no están tan contentas.

Por eso es mejor informase bien por otros canales, sobre todo si el curso es caro.

Profesores de calidad

No te dejes llevar por el nombre de la institución que imparte el curso, a veces te puedes llevar la sorpresa de que detrás está un profesos con pocos conocimientos en la materia o que no tiene su contenido actualizado.

Por eso es importante pedir que profesores serán los queden la formación, atiendan a las tutorías y impartan clases magistrales. Saber cuantas horas dará cada uno, porque a veces te ponen uno de cabeza de cartel, que solo acudirá una vez y luego tendrás que hablar con otros compañeros, pero no con el principal.

Contenido actualizado

Otro problema es que algunos cursos se crearon hace tiempo y no están actualizados al día de hoy, apenas tienen mejoras.

Quieren sacar provecho de un curso que trabajaron hace tiempo y seguir enseñando lo mismo con apenas cambios en su contenido, más por justificar que están al día que por tener que investigar y cambiar a lo mejor todo el temario.

Formación continua

La mejor formación es la formación continua.

Si necesitas un curso por el diploma y el título, pues busca uno con los criterios que te he comentado, pero no olvides que en el mundo digital todo cambia a mucha velocidad.

Vas a necesitar estar constantemente formado en novedades y cambios, en cualquier tipo de trabajo ya ocurre esto, por lo que el acierto es apuntarte a alguna plataforma, que por un pago al mes, te vaya sacando pequeños cursos, libros, vídeos que te ayuden a seguir actualizado en tus conocimientos.

Por suerte cada vez en más fácil encontrar este tipo de páginas, que no paran de sacar cursos, lecciones magistrales y documentación, permitiendo que estes actualizado en las materias que te interesen.

Los cursos online son muy útiles

Y para finalizar recomendar hacer cursos online, si tienes disciplina, es la mejor forma de formarse.

Puedes hacerlo desde tu casa, organizando tu tiempo, a lo mejor solo tienes que acudir al centro para exámenes finales y obtener un título.

Pero es muy recomendable pagar por cursos online, siempre que tengas en cuenta los criterios que menciono arriba.

Ahora puedes convertirte en el profesional que quieres ser, no tienes limitaciones geográficas.

Eso si, evita a los cuentista, vendehumos y otros seudo profesores online que solo quieren sacarte el dinero y que te suelen dar una formación de muy mala calidad.

Deja un comentario